Back to top
10.05.2019

Nauru: 7 cosas que necesitás saber

En febrero de 2019, los cambios en la ley de Nauru llevaron a Médicos Sin Fronteras (MSF) a suspender sus servicios de telesalud para brindar apoyo psicológico remoto a pacientes que ya había atendido. El servicio intentó brindar continuidad a la atención de los pacientes de Nauru, solicitantes de asilo y refugiados que MSF se vio obligada a abandonar abruptamente en octubre de 2018. Aquí, abordamos las cosas que necesitas saber sobre el contexto y nuestro trabajo en la isla.

-A A +A

1. Buscar seguridad no es un crimen

De acuerdo con el derecho internacional, los refugiados y solicitantes de asilo tienen derecho a moverse entre fronteras para acceder a protección, alimentos, vivienda y atención médica. Actualmente, hay 68.5 millones de personas desplazadas por la fuerza en todo el mundo, más que en cualquier otro momento en la historia moderna. Son personas que han huido de peligros extremos, tanto para escapar de los bombardeos, la guerra civil, la violencia y otras circunstancias que amenazan la vida. Quienes han sido desarraigados de sus hogares a menudo enfrentan dificultades en sus viajes para buscar seguridad, incluyendo la falta de acceso a necesidades esenciales como agua potable, alimentos, refugio, seguridad personal y atención médica.

Nauru: una prisión al aire libre para migrantes y refugiados

2. Solicitantes de asilo y refugiados que han sido detenidos

En 2012, el gobierno australiano restableció su política de tramitación indefinida fuera de sus costas, por lo que todos los solicitantes de asilo que intentaban llegar a Australia fueron detenidos y procesados en Nauru y en la isla de Manus. Hasta octubre de 2015, los refugiados y solicitantes de asilo en Nauru fueron detenidos en dos de los tres "centros de procesamiento regional". Estos eran sitios de detención, rodeados por cercas y patrullados por guardias de seguridad, con una combinación de unidades de alojamiento y tiendas para alojar a los detenidos, que contaban con servicios comunales como baños, duchas y comidas.

Las condiciones en estos sitios eran notoriamente precarias, hubo muchos casos de desorden, disturbios graves y miles de incidentes de abuso. Las puertas de los "centros de procesamiento regional" no se abrieron por completo hasta octubre de 2015, y mientras algunos refugiados se establecieron en viviendas comunitarias en otros lugares de la isla, cientos siguieron viviendo en estos centros en los años siguientes. Para los refugiados y solicitantes de asilo a quienes no se les ofrece un reasentamiento en los EE.UU., la única opción para dejar Nauru es regresar al país del que escaparon. Permanecen contenidos indefinidamente en Nauru.

nauru_msf245672.jpg

Refugiados y solicitantes de asilo en la isla de Nauru

3. Los pacientes de Médicos Sin Fronteras (MSF), solicitantes de asilo y refugiados, estaban traumatizados previo a su llegada

Los pacientes de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Nauru, tanto solicitantes de asilo como refugiados, eran un grupo extremadamente vulnerable: el 75% de ellos informó haber experimentado eventos traumáticos en su país de origen o durante su trayecto migratorio, incluyendo enfrentamientos y detenciones. Nuestros datos mostraron que los refugiados y solicitantes de asilo que habían sido detenidos en la Isla de Navidad durante su viaje tenían más probabilidades de presentar tendencias suicidas que aquellos que no habían sido detenidos allí.

La terrible situación que atraviesan los niños refugiados en Nauru

4. Los problemas de salud mental son reales

Los datos de MSF mostraron que el sufrimiento en términos de salud mental en Nauru era uno de los más graves que MSF ha visto, incluso en proyectos donde la organización brinda atención a las víctimas de tortura. Cuando MSF llegó a la isla, las personas no habían recibido tratamiento durante al menos 10 meses. Algunos habían recaído en episodios psicóticos, y como resultado experimentaron niveles significativos de abuso y abandono. Entre los 208 refugiados y solicitantes de asilo tratados por MSF en Nauru, el 60 por ciento de ellos tenía pensamientos suicidas y el 30 por ciento había intentado suicidarse. Se encontró que niños con nueve años de edad tenían pensamientos suicidas, habían cometido actos de autolesión o intentaron suicidarse; y que 12 pacientes fueron diagnosticados con síndrome de resignación, una condición psiquiátrica rara en la que los pacientes entran en estado de coma y requieren atención médica para mantenerlos con vida.

5. Los proveedores de salud deben abogar por sus pacientes

Las acciones de MSF están guiadas por la ética médica, tenemos el deber de brindar atención a quienes la necesitan, sin importar quiénes sean o dónde se encuentren. Dar testimonio y hablar sobre las necesidades extremas y el inaceptable sufrimiento de nuestros pacientes están en el corazón de la misión de MSF. Por ello, en MSF tenemos la responsabilidad médica y ética de hablar en nombre de los pacientes que nos obligaron a dejar en octubre de 2018.

6. La política de tramitación indefinida tiene un impacto negativo en la salud mental

El alarmante nivel de enfermedades mentales severas entre los refugiados y solicitantes de asilo en Nauru está estrechamente vinculado a la política de protección de las fronteras de Australia. La sensación de desesperanza de las personas, que a menudo conduce a autolesiones y pensamientos suicidas, está vinculada a su temor permanecer en Nauru indefinidamente, sin posibilidad de construirse una vida.

MSF observó una diferencia significativa en el efecto del tratamiento de salud mental, dependiendo de si los pacientes eran de la comunidad local o refugiados y solicitantes de asilo. Sorprendentemente, más de la mitad de los pacientes de MSF en Nauru, aunque se encontraban en un mal estado, registraron una mejoría bajo el cuidado de MSF. Solo el 11% de los solicitantes de asilo y refugiados mejoraron, mientras que el estado del 69% de ellos se deterioró y el 20% restante se mantuvo estable, a pesar de recibir atención en salud mental continua. Esto sugiere que, si bien MSF podría estabilizar a algunos de estos pacientes, sin un cambio en sus condiciones de vida y en la situación de asilo, era poco probable un progreso clínico significativo.

sidney_nauru_msf248478.jpg

Conferencia de prensa por Nauru

7. Todos los solicitantes de asilo y refugiados en Nauru deben ser evacuados

Médicos Sin Fronteras (MSF) reitera su llamado a evacuar inmediatamente a todos los refugiados y solicitantes de asilo de Nauru a un lugar donde puedan comenzar a reconstruir su salud mental. MSF cree firmemente que la forma más segura de prevenir un daño mayor es permitir que todos los refugiados y solicitantes de asilo sean evacuados de Nauru, independientemente de su estado de salud mental actual. La recuperación es posible, pero requiere un entorno de certidumbre y oportunidades, con acceso a atención integral y de calidad en salud mental. Si no se brinda lo anterior, continuará el sufrimiento impuesto a los solicitantes de asilo y refugiados en Nauru.