Back to top
23.02.2009

MSF y DNDi piden más investigación y desarrollo para las enfermedades olvidadas

-A A +A

Hace falta más voluntad política para fomentar la innovación médica para millones de personas que sufren enfermedades olvidadas.

La organización médico-humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) y la Iniciativa de Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi por sus siglas en inglés) pide hoy más Investigación y Desarrollo (I+D) sostenible para abordar enfermedades mortales y olvidadas como la enfermedad del sueño, la leishmaniasis visceral y el Chagas, que afectan a millones de personas en todo el mundo. MSF también anuncia su nuevo apoyo económico y operacional a DNDi, una organización de I+D sin ánimo de lucro cofundada por MSF y cinco institutos de investigación públicos y privados, para responder a la necesidad urgente de nuevos tratamiento y a la falta de liderazgo público en fomentar la I+D y la innovación médica en enfermedades olvidadas.

“Tenemos pacientes que padecen patologías como la enfermedad del sueño que se ven obligados someterse a tratamientos tóxicos y peligrosos para sobrevivir; al mismo tiempo, el tratamiento para las personas con leishmaniasis visceral continúa siendo prohibitivamente caro, y para el Chagas crónico sigue sin haber un tratamiento efectivo”, dice el Dr. Christopher Fournier, presidente internacional de MSF. “A través de su trabajo en colaboración, DNDi ha demostrado que una I+D innovadora y orientada a las necesidades puede producir medicamentos adaptados a nuestros pacientes. Sin embargo, DNDi y otros colaboradores públicos y privados no pueden sustituir la voluntad política y el compromiso de los gobiernos para garantizar el acceso de los pacientes a tratamientos vitales para enfermedades olvidadas”.

Desde su creación, DNDi ha desarrollado dos dosis fijas combinadas para la malaria (ASAQ y ASMQ) libres de patentes; medicamentos adaptados a la necesidades de los pacientes y que puede ser producidos por varios fabricantes. De este modo, se asegura la competitividad en los precios y la disponibilidad de los medicamentos. Además, los resultados positivos para mejorar el tratamiento de la enfermedad del sueño, basados en un estudio clínico que DNDi ha acabado recientemente con el apoyo de MSF en el terreno, son prometedores para los enfermos. DNDi también ha desarrollado el portafolio de I+D más grande hasta la fecha para tratamientos potencialmente nuevos para la enfermedad del sueño, la leishmaniasis visceral y el Chagas.

“Para DNDI y sus colaboradores sigue siendo un tremendo desafío estimular la innovación y producir tratamientos efectivos y asequibles para estas enfermedades, que afectan a las poblaciones más pobres del mundo y quedan fuera de los intereses del mercado, por la falta de fondos sostenibles y prevenibles”, dijo Bernard Pécoul, director ejecutivo de DNDi. “Nuestros resultados demuestran que cuando la I+D está guiada por las necesidades de los pacientes, es posible crear recursos médicos punteros accesibles a los pacientes más empobrecidos y vulnerables a las enfermedades olvidadas”.

A pesar de que el panorama global de I+D ha mejorado en el campo de las enfermedades olvidadas desde el 2003, siguen sin estar cubiertas las extremas necesidades de las víctimas que sufren en los países en desarrollo. Un estudio reciente de G-Finder revela que menos de un 5% de toda la I+D mundial para enfermedades olvidadas, está dirigida a patologías como la enfermedad del sueño, la leishmaniasis visceral y el Chagas. Más de 500 millones de personas corren en riesgo de padecer estas tres enfermedades parasitarias. Dada la necesidad de tratamiento de sus pacientes en el terreno, MSF aportará 18 millones de euros a DNDi en los próximos 6 años y continuará dando apoyo sobre el terreno en investigación clínica y operacional para que avance su portafolio.
 

Comentarios