Back to top
12.12.2014

Ucrania: “La gente está extremadamente ansiosa, no saben qué les depararán los próximos meses”

Es pleno invierno en el este de Ucrania y Médicos Sin Fronteras (MSF) continúa apoyando a los hospitales en ambos lados del frente de combate y ampliando su asistencia psicológica a las personas que viven en áreas que han recibido un mayor impacto.

-A A +A

Es pleno invierno en el este de Ucrania y Médicos Sin Fronteras (MSF) continúa apoyando a los hospitales en ambos lados del frente de combate y ampliando su asistencia psicológica a las personas que viven en áreas que han recibido un mayor impacto.

A pesar de la firma de un acuerdo de alto el fuego el 5 de septiembre, los enfrentamientos han continuado en varias ciudades y pueblos, y se han intensificado en las últimas dos semanas. 

En los pueblos aledaños al frente de combate en las regiones de Donetsk y Luhansk, los bombardeos son constantes y, en algunos distritos, la gente no tiene otra opción que permanecer en los sótanos o en refugios anti-bombas de la época de la segunda guerra mundial. Los bancos han cerrado y la mayoría de las personas que viven en estas áreas no tienen acceso a dinero en efectivo. Los más vulnerables son los ancianos y los discapacitados, ya que el acceso a atención médica y a medicamentos cada vez se vuelve más difícil.

El anuncio hecho por el gobierno ucraniano el 15 de noviembre en relación a la suspensión de servicios sociales de las áreas controladas por los rebeldes, incluyendo la suspensión del pago de pensiones, contribuirá a empeorar la situación este invierno para los más vulnerables. El estado dejará de ayudar también a los hospitales en la región y ha notificado a médicos, enfermeros, trabajadores sociales y otros empleados estatales que deben evacuar estas áreas.

De acuerdo a Stéphane Prévost, jefe de misión de MSF en Ucrania, “después de más de seis meses de conflicto, los hospitales en la región de Donetsk y Luhansk están bajo la presión de ayudar a miles de personas lesionadas o desplazadas, en tanto que los canales de suministros médicos se encuentran interrumpidos y en algunos casos completamente cortados. Los hospitales han agotado ya su presupuesto para 2014 y el personal médico nos cuenta que no han recibido su sueldo en varios meses.”

Suministros médicos

Desde mayo hasta la fecha, los equipos de MSF han proporcionado suministros médicos de extrema necesidad a 59 centros de asistencia médica en ambos lados de la línea de combate en Donetsk y Luhansk, lo suficiente para tratar a más de 10.250 heridos. Además, hemos proporcionado a los hospitales película para rayos X, insulina, generadores, e instrumentos quirúrgicos, en respuesta a una escasez crítica.

Además de la necesidad constante de suministros para tratar a los heridos, los equipos de MSF han identificado vacíos importantes en otros servicios generales de salud, tales como diálisis, cuidado de la salud materna y el tratamiento de enfermedades crónicas, incluyendo diabetes, hipertensión, tuberculosis (TB) y VIH/SIDA. Cuanto más dure el conflicto, más vacíos habrá en el suministro de medicamentos lo que afectará principalmente a pacientes que sufren de enfermedades crónicas. Incluso cuando los medicamentos se encuentran disponibles, muchas personas no tienen acceso a dinero para comprarlos.

Apoyo Psicológico

“Quienes viven en la zona de conflicto o aquellos que huyen a lugares más seguros, se exponen a eventos dramáticos, tales como bombardeos, tiroteos, y la pérdida de familiares y amigos,” relata Prevost. “El repentino arranque de este conflicto implica que la gente ha experimentado un intenso sentimiento de pérdida frente a la destrucción de su forma de vida, sus hogares, trabajos, y sus redes sociales y familiares. La gente está extremadamente ansiosa; no saben qué les depararán los próximos meses.” 

Los psicólogos de MSF proporcionan apoyo a las personas afectadas por el conflicto en varias ciudades a ambos lados del frente. Nuestros equipos proporcionan apoyo psicológico individual, grupal y familiar, educación sobre reacciones emocionales como resultado de eventos traumáticos, y herramientas prácticas para ayudar a la gente a hacerle frente al miedo y ansiedad extremos y a las pesadillas. Desde agosto hasta hoy, los equipos de MSF han proporcionado 764 sesiones individuales y 60 sesiones grupales con personas afectadas por el conflicto.

Por otro lado, los psicólogos de la organización han implementado un programa de capacitación para psicólogos, asistentes sociales y personal médico que trabaja en la región afectada, para mejorar sus habilidades y evitar que se agoten emocionalmente. Desde agosto ha habido 303 sesiones de capacitación sobre temas como primeros auxilios psicológicos, manejo del estrés y cómo tratar a pacientes agresivos.

Además del apoyo psicológico, MSF ha proporcionado más de 1.800 paquetes de suministros higiénicos a personas que han sido desplazadas por el conflicto y se han refugiado en áreas cercanas a la zona de conflicto. Los paquetes incluyen productos esenciales, como jabón, pasta y cepillo de dientes, toallas, mantas, comida y pañales para bebés. En preparación para el invierno, los equipos de MSF han distribuido también 15.000 mantas a hospitales y personas que se encuentran viviendo en condiciones precarias en las regiones de Donetsk and Luhansk.

Tratamiento continuo de tuberculosis en las prisiones

MSF implementa un programa de tratamiento de tuberculosis resistente a medicamentos en el sistema penitenciario regional en Donetsk, desde 2011. Durante todo el conflicto, MSF ha hecho lo posible para mantener en funcionamiento este proyecto y apoyar a los pacientes, de manera de evitar interrupciones del tratamiento, tratamientos fallidos y más resistencia a los medicamentos. Nos preocupa en gran medida que el suministro de medicamentos al sistema penitenciario de Donetsk no funcione correctamente y que los prisioneros desarrollen mayor resistencia a los medicamentos.

 

Comentarios