Back to top
09.01.2018

Los primeros bebés de 2018

Mientras se celebraba el comienzo del 2018, los equipos de MSF estuvieron muy ocupados ayudando a mujeres a traer a sus bebés al mundo de forma segura.

-A A +A

Mientras se celebraba el comienzo del 2018, los equipos de MSF estuvieron muy ocupados ayudando a mujeres a traer a sus bebés al mundo de forma segura. A pesar de que muchas de estas familias continuarán enfrentando increíbles desafíos mientras crían a sus hijos en circunstancias extremadamente difíciles, con una vida nueva siempre hay una nueva esperanza.

AFGANISTÁN

DASCHT-E-BARCHIG

La preciosa bebé Raihana, fue la primera bebé nacida en la Maternidad Dascht-E-Barchi de MSF en Kabul en 2018. Su madre, Najia, llegó al hospital a las 11:00 pm del 31 de diciembre de 2017, porque había oído hablar de la alta calidad de la atención disponible. Cuando llegó, le dijeron que el bebé venía mal colocado, pero finalmente pudo dar a luz a una hermosa niña de 3.15 kilogramos a las 12:15 am del 1 de enero de 2018.

Raihana es el tercer hijo de Najia, que tiene un niño y una niña esperándolas en casa.

BANGLADESH

La adorable madre de este pequeño niño, Roshida, huyó de Myanmar y ahora vive como refugiada en Bangladesh. Dió a luz en el centro de salud Kutupalong de MSF el día de Año Nuevo. Su esposo sabía sobre el hospital y la llevó el 31 de diciembre. Desafortunadamente, sufría de preeclampsia, condición que amenazaba su vida. Dada la gravedad de su situación, el equipo de MSF la vigiló muy de cerca hasta que dio a luz con seguridad. Ahora se está recuperando en el hospital y se siente mucho mejor.

Cuando le preguntamos a Roshida qué espera para su futuro hijo, que aún no ha nombrado, dijo: "Quiero que vaya a la escuela y estudie mucho. Sería genial si pudiera ser maestro o doctor".

 

LÍBANO

Esta niña de ojos azules fue el primer bebé nacido en el hospital de MSF en el campamento de refugiados de Shatila, Líbano. Su nombre es Rahaf y es la hermana pequeña de dos chicas grandes que esperan pacientemente en casa. Mientras que su mamá comenzó las labores de parto a las 5 pm del día 31, realmente esperaba que su bebé naciera en el Año Nuevo. Su papá está encantado con su llegada, sana y salva, a la una de la madrugada y dice que espera que se convierta en una enfermera como las dedicadas enfermeras en el hospital de Shatila.

La pequeña Rahaf estaba increíblemente alerta cuando tomamos estas fotos y ha traído una nueva motivación para el año que comienza a todo el personal del hospital.

  

YEMEN

Cuando las labores de parto de Lubna comenzaron, fue directamente al Hospital Materno Infantil de Houban en Taiz, Yemen, y dio a luz a una bebé saludable que pesó exactamente tres kilogramos, el 1 de enero de 2018 a la 1:30 a.m.

 "Llegué al hospital porque recibí atención prenatal aquí y no tengo el dinero para ir a un hospital privado. Todo lo que deseo para mi niña es felicidad en la vida", dijo Lubna, de 29 años y ahora madre tres hijos.

La hermosa niña recibirá su nombre después de consultarlo con los miembros de la familia, una vez que sea dada de alta del hospital.

REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO

Conozcan a la hermosa Asante y a su nuevo hijo Janvier (que significa Enero en francés) nacidos a las 2 de la madrugada del 1 de enero de 2018 en el hospital de MSF en Masisi, Kivu del Norte. En Masisi, MSF no solo administra un enorme hospital, dos grandes clínicas de salud, varios puestos de salud y clínicas móviles, sino que también administra una "aldea del parto“ para que las mujeres con embarazos de alto riesgo esperen su tercer trimestre y puedan tener acceso a la atención cuando más lo necesitan.

SIERRA LEONA

Conoce al bebé Hawanatu, que nació a la 1:20 am del 1 de enero de 2018 en el hospital del gobierno de Magburaka. Su mamá había escuchado sobre el servicio de partos gratuitos que se ofrecía en el hospital después de que algunos promotores de salud de MSF visitaran su vecindario, pero ella realmente no creía que sería 100% gratuito hasta que acudió a recibir atención prenatal en una clínica cercana.

Cuando comenzó su labor de parto, caminó el kilómetro desde su casa hasta el hospital y dio a luz a su bebé. Ella espera que su hija tenga una buena educación y pueda estudiar para convertirse en enfermera o médico y servir a la población de Sierra Leona.