Back to top
20.10.2011

Libia: MSF pide respeto por las instalaciones médicas en Sirte

-A A +A

La organización médico-humanitaria internacional Médicos Sin Fronteras (MSF) ha hecho un llamamiento a las partes en el conflicto libio para que cesen inmediatamente los ataques e intrusiones en las instalaciones de salud de la ciudad de Sirte. Todos los heridos deben tener acceso a asistencia médica y poder ser atendidos sin discriminaciones ni miedo a represalias.

Los muros del hospital Ibn Sina, en Sirte, están marcados por el impacto de los combates que han asolado la ciudad. Así lo constata el equipo de MSF basado en Misrata que la semana pasada pudo entrar en Sirte, uno de los últimos bastiones gadafistas en Libia.

“El hospital Ibn Sina ha sido tiroteado y atacado”, declara Barbara Frederick, coordinadora de emergencia de MSF. “Una explosión destruyó un quirófano y la mayoría de ventanas del edificio están dañadas. Como consecuencia de los combates de las últimas semanas, los pacientes ingresados tuvieron que ser acomodados en los vestíbulos del hospital”.

La seguridad tampoco está garantizada en el centro. “La semana pasada, muchos combatientes armados entraban y salían del hospital para inspeccionar a los pacientes. No sabemos a quién estaban buscando”, añade Frederick.

Tras evaluar las necesidades en el Ibn Sina, MSF aportó material quirúrgico, organizó la puesta en marcha de dos quirófanos rehabilitados y suministró 150.000 litros de agua al centro hospitalario, que ahora vuelve a funcionar tras haberse quedado sin agua ni electricidad. También llegó personal médico libio de refuerzo, de modo que se pudieron retomar las actividades quirúrgicas. Sin embargo, la seguridad es un factor esencial, de acuerdo con el Derecho Internacional Humanitario, para garantizar el acceso a la asistencia médica de todos los heridos, sea cual sea el bando al que pertenezcan.

Gran parte de la población ha abandonado Sirte, que ahora parece una ciudad fantasma. Pero hay gente que sigue atrapada en sus casas a causa de los combates en los barrios del norte. MSF apela a las partes enfrentadas a garantizar el acceso de los civiles a los servicios médicos y a respetar la seguridad e integridad de los heridos dentro de los centros sanitarios.

------------------------------------------------------------------------------------------

MSF trabaja en Libia desde el 25 de febrero y actualmente opera en Bani Walid, Misrata, Sirte, Trípoli, Yefren y Zintan. Para asegurar la independencia de su labor médica, la organización depende únicamente de donaciones privadas para financiar sus actividades en Libia y no acepta fondos de ningún gobierno, agencia financiadora o ningún grupo con filiaciones políticas o militares.

Comentarios