Back to top

Médicos Sin Fronteras en Sudán

A finales de 2017, había en Sudán casi 3,3 millones de desplazados internos, 772.000 refugiados procedentes de Sudán del Sur y muchas personas que cruzaban el país de camino a Europa.

Mapa de los proyectos de Médicos Sin Fronteras en Sudán.
Gastos:  
15,3 M €
Personal sobre el terreno: 
666
Médicos sin fronteras trabajó por primera vez en: 
1979
-A A +A

Al Gedaref

En Al Gedaref, en el este, los equipos de Médicos Sin Fronteras trataron a 336 pacientes con sospecha de diarrea acuosa aguda. MSF capacitó al personal de las organizaciones que trabajaban en la gestión y la prevención de casos y organizó sesiones de educación comunitaria.

Sudán tiene la tasa de kala azar más alta de África oriental y Al Gedaref concentra cerca del 70% de la carga nacional de la enfermedad. En 2017, MSF proporcionó diagnóstico gratuito y apoyo a la atención de pacientes a dos hospitales y organizó actividades comunitarias de promoción de la salud. En total fueron tratados más de 1.300 enfermos.

Darfur Norte

Tawila acoge a cerca de 75.000 desplazados internos. Médicos Sin Fronteras añadió un nuevo servicio de maternidad al hospital de la ciudad, con lo que su capacidad aumentó a 58 camas. A lo largo del año, este personal atendió 541 partos.

Los equipos continuaron desarrollando un proyecto en el campo de Sortoni, donde se han establecido muchas de las personas que huyeron de los combates en Jebel Marra. En 2017, atendieron más de 56.600 consultas de atención primaria.

El hospital al que da apoyo MSF atiende a los desplazados en la zona de extracción de oro de El Sireaf, donde los enfrentamientos periódicos entre la comunidad local y los grupos nómadas se han saldado con un gran número de víctimas mortales. MSF abrió un nuevo puesto de salud primaria en Garazawya que también puede derivar a pacientes al hospital de El Sireaf.

Por otra parte, MSF transfirió al Ministerio de Salud el proyecto de VIH que dirigía en Dar Zaghawa desde 2009.

Darfur Oeste

Las instalaciones de salud locales se han ido recuperando a medida que cada vez más personas desplazadas regresaban a sus hogares. En 2017, Médicos Sin Fronteras puso en marcha una clínica para ofrecer servicios pediátricos; tambien se encargó de la vigilancia epidemiológica y sus equipos están listos para responder a emergencias.

Darfur Este

En Darfur Este, Médicos Sin Fronteras trabajó en el campo de refugiados de Kario, que alberga a 19.000 refugiados de Sudán del Sur. A raíz de un brote de diarrea acuosa aguda, el equipo puso en marcha un centro de un tratamiento que se sumó a los servicios de atención primaria y secundaria disponibles en el campo. Además, MSF organizó una campaña de vacunación masiva contra el sarampión.

Estado de Nilo Blanco

El campo de Khor Wharal registró una gran afluencia de refugiados procedentes de Sudán del Sur, hasta llegar a acoger a 50.000 personas; en respuesta, MSF estableció un hospital de campaña para darles atención secundaria. A lo largo del año se realizaron más de 91.000 consultas y fueron ingresados 5.793 pacientes.

MSF siguió gestionando un hospital de 83 camas en el campo de refugiados de Kashafa, que alberga a 83.000 personas llegadas antes de 2017 desde Sudán del Sur. Es el hospital de referencia para la comunidad local.

Las cifras de 2017: 

  • 394.000 consultas externas
  • 34.700 consultas prenatales
  • 19.300 vacunaciones contra el sarampión en epidemias
  • 1.300 pacientes con kala azar

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en Sudan entre enero y diciembre de 2017; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo.

Para ver las últimas noticias sobre Sudan consultar el archivo de noticias.