Back to top

Médicos Sin Fronteras en Jordania

En 2018, Médicos Sin Fronteras siguió dirigiendo programas de atención médica para asistir a los refugiados sirios y a las vulnerables comunidades de acogida.

Mapa de los proyectos de Médicos Sin Fronteras en Jordania.
Gastos:  
25,5 M €
Personal sobre el terreno: 
417
Médicos sin fronteras trabajó por primera vez en: 
2006
-A A +A

Tras el cierre de la frontera entre el sur de Siria y Jordania, y del anuncio de una “zona de desescalada” en el suroeste de Siria en julio de 2017, disminuyó la cantidad de refugiados y heridos que entraban en Jordania. Sin embargo, aún hay casi 671.000 refugiados sirios registrados y una cantidad desconocida de no registrados; la mayor parte de ellos dependen de la asistencia humanitaria para cubrir sus necesidades básicas. En febrero de 2018, el Gobierno jordano anunció la cancelación de los subsidios a la atención médica de los que se venían beneficiando los refugiados, lo que hace que les resulte aún más difícil acceder a los servicios médicos

Enfermedades no transmisibles

Nuestras tres clínicas en la gobernación de Irbid brindan a los sirios y a los jordanos vulnerables tratamiento para enfermedades no transmisibles, la causa principal de muerte en la región. Los equipos ofrecen atención médica y de salud mental, que comprende visitas a domicilio, apoyo psicosocial, fisioterapia y promoción de la salud, a pacientes con enfermedades como diabetes e hipertensión. En 2018, atendimos más de 21.000 consultas externas y 4.000 consultas individuales de salud mental. 

En 2018, también brindamos apoyo a un centro de atención primaria de salud en Turra, en el distrito de Sahel Huran, en Ar Ramtha, donde estuvimos ofreciendo consultas externas para refugiados y comunidad local hasta que traspasamos el programa al Ministerio de Salud. 

Salud materno-infantil 

Desde finales de 2013, hemos dirigido un departamento de maternidad y una unidad de cuidados intensivos neonatales de 16 camas en Irbid, donde asistimos unos 16.000 partos. Hasta septiembre, mes en el que traspasamos la maternidad a otra ONG, realizamos 11.000 consultas prenatales, asistimos casi 2.700 partos e ingresamos a 664 recién nacidos.

En 2018, nos centramos más en la atención de salud mental, ofreciendo apoyo a niños sirios y a sus padres en la gobernación de Mafraq.

Cirugía reconstructiva

Nuestro hospital de cirugía reconstructiva en Ammán continuó proporcionando atención integral a unos 200 pacientes al mes, personas con lesiones relacionadas con el conflicto en los países vecinos, principalmente Irak, Siria, Yemen y los Territorios Palestinos Ocupados. Este programa ofrece cirugía ortopédica, plástica y maxilofacial, fisioterapia, salud mental y colocación de prótesis. Desde 2016, fabricamos prótesis de extremidades superiores mediante impresión en 3D. Además, en 2018, nuestros equipos realizaron 1.160 intervenciones quirúrgicas.

Cirugía de emergencia en Ar Ramtha 

A principios de 2018, tomamos la difícil decisión de cerrar nuestro centro quirúrgico de 41 camas en Ar Ramtha debido a la brusca disminución en la cantidad de pacientes heridos que eran derivados desde el sur de Siria después de que cerrara la frontera en junio de 2016. 

Desde septiembre de 2013, el proyecto había ayudado a miles de pacientes a recuperarse de lesiones físicas y traumas psicológicos. En estos cuatro años, nuestros equipos cuidaron a al menos 2.700 heridos de guerra en la sala de emergencias, realizaron más de 3.700 intervenciones de cirugía mayor, atendieron 8.500 sesiones de fisioterapia y organizaron unas 5.900 sesiones de apoyo psicosocial. 

Las cifras de 2018:

  • 69.000 consultas externas

  • 11.200 consultas individuales de salud mental

  • 2.690 partos

  • 1.410 intervenciones de cirugía mayor

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en Jordania entre enero y diciembre de 2018; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo.

Para ver las últimas noticias sobre Jordania consultar el archivo de noticias.