Back to top
17.12.2008

Zimbabwe: un nuevo foco de cólera afecta al país

-A A +A

Cuando MSF llegó a Chegutu, los casos registrados ascendían a más de 650 y 74 personas habían muerto en el centro de tratamiento de cólera.

Un nuevo brote de cólera ha golpeado Chegutu, una ciudad a 100 km al sur de Harare. La epidemia ya se ha cobrado más de 100 vidas. Chegutu, una ciudad con una población estimada de 55,000, ha tenido casos de cólera desde el pasado 24 de noviembre. El Ministerio de Salud de Zimbabwe ha montado el Centro de Tratamiento de Cólera (CTC) en la pequeña clínica local, Chinengundu Clinic. El 30 de noviembre había más de 100 casos.

MSF fue notificada de la emergencia el 12 de diciembre y un equipo de emergencia llegó por la noche. Para entonces, los casos registrados ascendían a más de 650 y 74 personas habían muerto en el CTC.

Una situación caótica

“La situación cuando llegamos era totalmente caótica”, explica Luis Maria Tello, el coordinador médico del equipo de emergencia de MSF. “No había camas y los pacientes estaban por todas partes”. Describe como “la gente moría de sed” porque no había agua. “No entendemos cómo la situación ha podido llegar a este punto”, enfatiza Manuel López, coordinador general de MSF en Zimbabwe. “No queremos buscar culpables pero hay que asegurarse de que esto no vuelve a pasar”.

La eliminación de los cuerpos de las víctimas mortales ha sido una de las prioridades del equipo de emergencia cuando llegó. “Los cuerpos estaban por todas partes”, cuenta Luis. El equipo pudo hacer una desinfección adecuada y la eliminación de los cuerpos en el día. Pero quizás lo más preocupante es que muchas personas fallecieron en sus casas, aunque el número es incierto ya que la causa de muerte no ha podido ser confirmada. Esto indica que muchos pacientes decidieron no ir al CTC o no sabían que deberían hacerlo.

“La gente se quedaba en casa, preferían ser tratados en casa que aquí porque había mucha gente muriendo aquí, estaban asustados”, dice Grant Anthony, el técnico de agua y saneamiento que forma parte del equipo de emergencia de MSF.

El equipo de MSF ha traído ya más de150 camas de cólera, cerca de 3.500 litros de solución intravenosa (Ringer lactato) y seis tiendas. El CTC existente se ha puesto en orden con todos los pacientes en camas y un control apropiado. Sin embargo, debido a altos niveles de contaminación del entorno del campo, MSF está construyendo un nuevo CTC aislado con tiendas y letrinas adecuadas en una zona no contaminada bajo control. Se está formando al personal para que el sistema de registro sea el adecuado mientras se lleva a cabo un mejor rastreo de pacientes para identificar los casos de cólera.

Dos focos de contaminación

El rastreo de casos de cólera indica que hay dos grupos de contaminación principales. El departamento de medioambiente de Zimbabwe ha encontrado que en torno a esos dos grupos, las tuberías de agua han sido destrozadas por gente para acceder a agua. Según los residentes, Chegutu ha estado sufriendo cortes de agua en los últimos seis meses. Como hay además muchas tuberías de aguas residuales reventadas, parece ser que las tuberías de agua rotas mezclado con las aguas residuales han contaminado el agua.

Además hay casos que vienen de muy lejos. Las lluvias han empezado ya en la zona, lo que agrava la situación al expandir la epidemia. El equipo de MSF va a empezar a hacer exploratorias en las zonas de los alrededores para ser capaces de detectar cualquier brote importante por la zona.

Uno de los mayores desafíos es alimentar a los pacientes. Muchos llevan días en el CTC y no han comido nada. Un anciano trataba de sacarse el suero para irse del campo. “Tengo hambre, no he comido en los últimos nueve días”, alega. Dijo que si se iba con la sonda la gente le estigmatizaría y sabrían que estaba enfermo de cólera. La situación es similar en todos los centros de salud del país. Por ello, MSF junto con otras agencias está viendo cómo asegurar la distribución de una dieta mínima a los pacientes.

Los cortes de luz siguen en la zona, lo que supone cortes de agua ya que no hay electricidad para la bomba de agua. La ciudad de Chegutu tiene un generador pero no funciona. Las agencias de ayuda han prometido que intentarán traer un generador para Chinengundu Clinic mientras el personal sanitario trabaja con lámparas de gas para hacer el seguimiento de los pacientes por la noche.

En otras zonas del país

La organización ha abierto docenas de centros de tratamiento de cólera (CTC) en todo el país desde el mes de agosto. Más de 500 trabajadores nacionales e internacionales de MSF están detectando y tratando nuevos casos. La epidemia ha afectado prácticamente a todas las provincias. MSF está trabajando en Harare, Beitbridge, Manicaland, Masvingo y Nyamapanda.
 

Comentarios