Back to top
26.07.2016

Yemen: El tratamiento de diálisis en el punto de quiebre

Sesión de diálisis en Yemen
-A A +A

Los centros de tratamiento de diálisis en Yemen se encuentran en un punto de quiebre debido a que han estado luchando desde el comienzo de la guerra para obtener los materiales necesarios para las sesiones de diálisis, anunció hoy las organización internacional Médicos sin Fronteras (MSF).

Desde el comienzo de la reciente crisis en marzo de 2015, la guerra en curso y las restricciones a las importaciones han afectado gravemente el sistema de salud del país y su capacidad para proporcionar los suficientes medicamentos vitales a las instalaciones médicas que todavía funcionan.

"Las personas con insuficiencia renal se encuentran en un momento crítico ya que hay una falta de suministros médicos esenciales en el país. Los pacientes generalmente necesitan tres sesiones de diálisis por semana, pero en las circunstancias actuales, para la mayoría, esto se ha reducido a dos sesiones”, dijo William Turner, coordinador general de MSF en Yemen.

MSF está proporcionando medicamentos y suministros que serán utilizados para el tratamiento de un total de 660 pacientes durante un período de 6 meses. Estos suministros han llegado a los cuatro centros de diálisis con las necesidades más urgentes en Sana, Hajja, Taiz y Al-Mahweet. Sin embargo la mayoría de los 28 centros que funcionan en Yemen carecen de suministros, provocando interrupciones en el tratamiento de los pacientes que lo necesitan. "Si los pacientes no reciben sus sesiones semanales, morirán. Es tan simple como eso", dijo el Dr. Adel Al-Hagami, jefe del Centro de tratamiento de diálisis en el Hospital Al-Jumhori en Sana.

MSF llama a las organizaciones internacionales para reforzar y apoyar a estos centros ya que más de 4,400 pacientes con insuficiencia renal enfrentan una enfermedad que amenaza sus vidas, y están en una situación crítica.

 "Hay suficientes instalaciones de tratamiento en el país y un número adecuado de personal capacitado. El imperativo ahora es que estos centros reciban suministros médicos de forma regular y puedan continuar proporcionando el vital tratamiento de forma sostenible. La guerra ha paralizado la capacidad financiera del sistema de salud para importar los suministros, lo que convierte la necesidad de apoyo externo la más alta prioridad ", dice Turner.

MSF es una organización médico humanitaria internacional que brinda atención médica para salvar vidas con base en los principios de la ética médica. MSF trabaja en más de 70 países del mundo, incluyendo Yemen. En Yemen, MSF está trabajando en ocho provincias de del país, llevado a Yemen más de 1.400 toneladas de suministros médicos y ha tratado a más de 41.000 heridos de guerra desde marzo el año 2015.