Back to top
13.07.2016

Sudán del Sur: MSF responde a las necesidades médicas tras los intensos enfrentamientos en Juba

-A A +A
Los equipos de Médicos Sin Fronteras (MSF) están respondiendo a las necesidades médicas en Juba tras los recientes e intensos enfrentamientos en la ciudad.
 
Un equipo de cuatro personas gestionó las clínicas móviles en la Iglesia de Santa Teresa, en donde se refugian 2500 personas. El equipo se enfocó en quienes estaban en mayor necesidad de recibir atención médica y atendió a 115 personas, incluyendo a 82 niños. 
 
Las principales necesidades médicas fueron infecciones respiratorias, fiebre y diarrea. El equipo también vio a dos pacientes con heridas de bala, y atendió a personas con heridas sufridas mientras huían de la violencia. La mayoría de las personas atendidas dijeron que venían de los Centros de Protección de Civiles (PoC) de la ciudad.
 
Cadáveres en las calles
 
Estas clínicas siguen trabajando, y otros equipos de MSF están gestionando clínicas móviles en las áreas de Juba Gudele 1 y Gudele 2, en donde aproximadamente 3000 personas han buscado refugio después de ser desplazadas a causa de los enfrentamientos.
 
Guedele es el área que sufrió los enfrentamientos más violentos, esto debido a su proximidad con una base militar. Ayer, un equipo de MSF atestiguó que aún quedaban cuerpos tendidos en las calles. 
 
La gente comenzó a regresar a sus hogares sólo para descubrir que estos habían sido saqueados y que habían perdido todas sus pertenencias. Estas personas se encuentran extremadamente vulnerables y no han tenido acceso a atención médica. También hay necesidad de agua potable y apoyo en labores de saneamiento para poder reducir el riesgo de brotes de enfermedades.
 
Ayer, MSF donó kits quirúrgicos al Hospital Escuela de Juba, y bolsas para cadáveres a la Organización Mundial de la Salud. MSF también reabasteció a los hospitales dentro de dos de los PoC’s en Juba, y traerá un equipo de cirugía para lidiar con la afluencia de casos. 
 
Violencia en Sudán del Sur
 
En otra parte de Sudán del Sur, el POC de Bentiu recibió a 6000 nuevas personas desde que comenzaron los enfrentamientos en Juba, el viernes pasado. 
 
MSF está preocupada por los enfrentamientos que estallaron en Wau y Leer, en donde la gente comenzó a huir de nuevo –en Wau, por tercera vez– interrumpiendo así la posibilidad de MSF para proporcionar la tan necesitada atención médica.
 
MSF sigue monitoreando de cerca la situación de seguridad del país pero las operaciones de la organización en la mayor parte de Sudán del Sur siguen realizándose normalmente. Actualmente, muchos equipos de Médicos Sin Fronteras están atendiendo un gran número de pacientes con malaria y malnutrición, en una población que ya es bastante dependiente de la asistencia humanitaria para su supervivencia.