Back to top
10.05.2016

Rescates en el Mediterráneo: "Estamos otra vez denunciando las consecuencias de la falta de vías seguras"

El primer rescate de MSF en 2016 en el Mediterráneo Central
-A A +A

Este 2016, Médicos Sin Fronteras (MSF) reanuda las actividades de búsqueda y rescate en el Mediterráneo, reforzando su capacidad en el mar con nuevos equipos a bordo de dos barcos más grandes. Siguiendo al Dignity I, el pasado 30 de abril zarpó de Chipre el Bourbon Argos, y a ellos se suma un tercer equipo en el SOS Mediterranee Aquarius, un barco de 77 metros de longitud, y con una capacidad de rescate de hasta 500 personas, que salió del puerto de Trapani el pasado 6 de mayo. Los tres barcos con equipos de MSF se situarán en las aguas al norte de Libia y harán búsqueda activa de barcazas o botes con personas en peligro.

La labor se presenta ardua. En apenas dos días el Dignity I y el Bourbon Argos ya han acogido a 244 personas: el pasado 5 de mayo el primero rescató a 123 personas (119 hombres y 4 mujeres) y los traspasó a un barco italiano, y al día siguiente el segundo rescató a 121 personas (entre las cuales había 28 mujeres y 6 niños).

"Tras un viaje tan peligroso, las 121 personas rescatadas están ahora seguras a bordo del Bourbon Argos. Nuestro equipo les está proporcionando ropa limpia y comida caliente, primeros auxilios psicológicos y tratamiento médico para los que lo necesitan” afirmó Sebastien Stein, coordinador de MSF en el Argos el pasado viernes. “Las personas rescatadas partieron de Trípoli sobre la medianoche, a pesar de las grandes olas y los fuertes vientos. Todos estaban mojados por la lluvia y muy asustados", explicó Stein.

"Es terrible que estas personas tengan que hacer un viaje tan duro, un viaje en el que miles de niños, mujeres y hombres ya han perdido la vida. Aquí estamos otra vez, denunciando las consecuencias de la falta de vías seguras para llegar a Europa”, asevera el coordinador.

Los tres barcos llevan a bordo equipos sanitarios formados por médicos, enfermeras y parteras, todos con experiencia en MSF. A ellos se suman, además, expertos en logística, agua y saneamiento y mediadores culturales. Todo ellos forman un equipo de atención de emergencias para salvar vidas.

En 2015, varios equipos de MSF ya llevaron a cabo labores de búsqueda y rescate en tres barcos por el Mediterráneo central, asistiendo a más de 23.000 personas en 120 intervenciones de rescate. Las principales patologías observadas entre los rescatados fueron hipotermias, deshidratación, enfermedades de la piel y quemaduras causadas por combustible. Por otra parte, en el mar Egeo, al norte de la isla de Lesbos, otro equipo de MSF, en colaboración con Greenpeace, asistió a más de 14.000 personas que cruzaban de Turquía a Grecia. En total, en 2015, los equipos de la organización trataron a más de 100.000 personas en el Mediterráneo, en el Mar Egeo, en Grecia, en Italia y en los Balcanes.