Back to top
21.11.2014

Repatriada por precaución una trabajadora de MSF tras un incidente cuando atendía a un paciente de Ébola en Mali

Médicos Sin Fronteras confirma que una de sus trabajadoras internacionales de nacionalidad española ha sido evacuada desde Mali a España como medida de precaución tras haber sufrido un contacto de riesgo mientras atendía a un paciente infectado por Ébola.

-A A +A

Una trabajadora española del equipo de Médicos Sin Fronteras en Bamako (Mali) ha sido repatriada tras sufrir un contacto calificado de riesgo (una punción con una aguja) mientras atendía a un paciente infectado por Ébola. El incidente se produjo en la madrugada del pasado jueves. 

No tiene síntomas de la enfermedad por el momento y no ha dado positivo por Ébola. Siguiendo el protocolo de prevención de la organización, ha sido transferida al hospital Carlos III en Madrid con un avión especializado, donde será puesta en observación durante tres semanas.
 
“Pese a seguir protocolos muy estrictos, los riesgos no se pueden reducir a cero. Sin embargo, evacuar a trabajadores que pueden haber estado expuestos al virus permite aislarlos rápidamente y que, si finalmente se ponen enfermos, reciban tratamiento rodeados de sus seres queridos”, afirma Joan Tubau, director general de MSF España. “Esperamos que nuestra colega no resulte afectada y que este incidente quede así, como un incidente, para que pueda retornar a su vida habitual. Pedimos al público en general y a los medios de comunicación que respeten su anonimato tal y como ella ha solicitado”.
 
Por razones de confidencialidad médica, y para preservar su privacidad y la de su familia, MSF no hará más declaraciones por el momento.
 
MSF empezó su intervención en Mali el pasado 24 de octubre, justo después de que se confirmara el primer caso en Kayes, en el norte del país. El 11 de noviembre se detectó un nuevo foco en Bamako y el equipo de MSF se amplió y sus actividades se expandieron para ayudar a contener la expansión de la enfermedad.
 
MSF ha estado respondiendo a la epidemia de Ébola en África occidental desde marzo de 2014. Unos 3.400 trabajadores de la organización están en la región, entre los que hay unos 270 internacionales.

 

Comentarios