Back to top
15.12.2009

Pakistán: los desplazados de Waziristán necesitan asistencia de forma acuciante

-A A +A

El flujo masivo de las estimadas 300.000 personas que huyeron de los enfrentamientos en el sur de Waziristán está poniendo a prueba la capacidad de los hospitales en el distrito de Dera Ismael Khan para responder a las necesidades de los desplazados y de la población residente.

A pesar de la asistencia proporcionada por las autoridades, necesidades médicas agudas no están cubiertas en los hospitales de D.I. Khan. Médicos Sin Fronteras está preparada para poner en marcha un programa médico de emergencia para proporcionar tratamiento gratuito a los pacientes y solicita el permiso de las autoridades pakistaníes para poder hacerlo.

La semana pasada, un equipo de MSF pudo realizar una evaluación rápida de las necesidades médicas en tres de los principales hospitales del distrito de D. I. Khan, y dos centros rurales de salud situados en lugares donde viven muchas familias desplazadas.

“Vimos necesidades reales de personal, medicamentos, higiene y material, todo ello esencial para responder adecuadamente a la emergencia, sobre todo en los bloques de urgencia, la maternidad y los departamentos quirúrgicos de los principales hospitales”, explica Thomas Conan, representante de la misión de MSF en Pakistán.

En el transcurso de las últimas semanas, el hospital del distrito ha experimentado un aumento de un 30 a un 40% del número de admisiones en su unidad de urgencias. Actualmente, la gente que necesita asistencia quirúrgica fuera de D.I. Khan es referida principalmente a los hospitales de Peshawar. Aunque los gastos médicos y de transporte son asequibles para algunos, representan una barrera insuperable para numerosas familias vulnerables tanto desplazadas como residentes en D.I. Khan.

“MSF tiene la capacidad de enviar a equipos médicos compuestos por personal nacional e internacional a proporcionar gratuitamente atención quirúrgica y en caso de urgencia a las personas que más lo necesiten en la región. Pero de momento, las autoridades no autorizan la presencia de personal internacional,” declara Thomas Conan.

Entre mayo y julio de 2009, MSF recibió autorizaciones, pero en julio cuando estaba a punto de mandar un equipo quirúrgico ortopédico para tratar traumatismos, puesto que no existía infraestructura local alguna para garantizar tratamiento gratuito a pacientes con necesidades quirúrgicas especializadas, las autoridades militares pidieron a MSF que se marchase de la zona por motivos de seguridad. Durante los dos últimos meses, MSF ha solicitado autorizaciones para un acceso independiente a la zona a fin de prestar atención médica de emergencia con un equipo de personal nacional e internacional.

“Como organización médica privada internacional, creemos que la presencia de un equipo médico internacional refuerza la independencia de nuestro trabajo,” insiste Thomas Conan. “Apelamos a las autoridades a que nos permitan prestar un apoyo parecido a la población en D. I. Khan tal como hemos hecho en otras zonas del país.”

Actualmente, un equipo de personal nacional e internacional presta apoyo a las estructuras de salud en el distrito de Lower Dir, donde la población desplazada sigue llegando procedente de Bajaur Agency. A principios de este año, cuando un millón de personas huyeron al distrito de Mardan, los equipos de MSF apoyaron las estructuras de salud locales gestionando un departamento hospitalización de 40 camas, dos bloques de urgencias y una maternidad donde proporcionaron atención sanitaria las 24 horas a varios miles de pacientes.

MSF no acepta fondos de ningún gobierno para su trabajo en Pakistán, eligiendo depender solamente de donaciones privadas. Desde 1998, MSF ha estado dispensando asistencia médica a ciudadanos pakistaníes y refugiados afganos afectados por conflictos armados, pobre acceso a la salud y catástrofes naturales en NWFP, FATA, Balochistán y Cachemira.

Comentarios