Back to top
09.09.2010

Níger: 77.000 niños con desnutrición severa reciben tratamiento en apenas 8 meses

-A A +A

MSF distribuye suplementos alimenticios para otros 143.000 niños.

Cada año, la población de Níger se ve afectada por una crisis nutricional que alcanza su pico entre mayo y septiembre, pero la magnitud de la crisis en 2010 resulta particularmente preocupante. Más de 77.000 niños con desnutrición severa han sido tratados en lo que va de año en los 69 centros nutricionales apoyados por MSF y su contrapartes FORSANI (Forum Santé Niger) y BEFEN/ALIMA (Bien-être de la Femme et de l’Enfant au Niger).

“Debido al abrumador número de niños con desnutrición severa que necesitan tratamiento, las estructuras médicas gestionadas por el Ministerio de Salud están sobrecargadas. El estado de salud de estos niños a menudo es critico, lo que incrementa el riesgo de muerte. Incluso en la situación más optimista, las tasas de mortalidad en los programas nutricionales son todavía altas, oscilando del 3 al 4%”, afirma Patrick Barbier, coordinador general de MSF en Níger. “Por este motivo, resulta crucial prevenir la desnutrición”.

Además de proporcionar tratamiento a los niños con desnutrición severa, MSF está distribuyendo alimentos suplementarios preparados a más de 143.000 niños; una medida que se considera crucial para hacer frente a crisis nutricionales recurrentes como las que se dan en Níger. Estos productos, que los equipos llevan distribuyendo desde el pasado mes de julio, contienen leche, minerales y vitaminas y están adaptados a las necesidades de niños en la primera infancia. El plan ha sido elaborado junto con el Gobierno de Níger, el Programa para la Alimentación Mundial (PAM) y UNICEF, y la distribución está siendo implementada en cinco distritos en colaboración con varias organizaciones locales.

“Prevenir es encontrar la mejor forma de impedir que los niños contraigan desnutrición severa año tras año, disminuyendo la carga financiera, médica y logística creada por el tratamiento de tantos niños enfermos”, explica la Dra. Susan Shepherd, Coordinadora del grupo de trabajo sobre nutrición de MSF.

La distribución de los suplementos alimenticios a gran escala este año representa un gran paso en la respuesta preventiva a las emergencias nutricionales en Níger. Sin embargo, la naturaleza recurrente de las crisis nutricionales en el país requiere que estas estrategias preventivas sean integradas a la lucha contra la desnutrición de forma más permanente.

MSF tiene por objetivo trabajar con sus contrapartes locales e internacionales para definir el mejor producto y la estrategia más efectiva a largo plazo para prevenir la desnutrición entre los niños de Níger.

MSF y sus contrapartes nacional BEFEN/ALIMA y FORSANI apoyan 59 centros nutricionales comunitarios y nueve centros de rehabilitación nutricional intensiva en las regiones de Tahoua, Maradi y Zinder. Juntos, han admitido a más de 77.000 niños con desnutrición severa de los 170.000 que recibieron atención en el país desde principios del año. En estas regiones, así como en Agadez, MSF proporciona atención médica gratuita a los niños en los centros de atención primera de salud y hospitales pediátricos.

Comentarios