Back to top
17.01.2013

MSF trata a otros 44 heridos a causa de bombardeos y ataques en Siria

-A A +A

Los equipos de Médicos Sin Fronteras (MSF) han tratado a 44 heridos a causa de nuevos bombardeos y ataques registrados el día 15 de enero en la provincia siria de Idlib.

Varios bidones con explosivos impactaron en dos localidades de Idlib (noroeste), uno de ellos cerca de una panadería. MSF trató a 36 de los heridos en un hospital de campaña. Ya de noche, otros ocho pacientes resultaron heridos a causa del lanzamiento de un cohete. Cuatro de ellos perdieron la vida al llegar al centro de MSF.

“La mayoría de los pacientes son niños, mujeres y hombres heridos a causa de los fragmentos de metal y los escombros proyectados por las explosiones”, explica Marie-Christine Férir, una enfermera de MSF que estaba en el hospital y ayudó a tratar a las víctimas. “También había gente con heridas en los ojos y una persona con una fractura abierta que fue operada. Una niña con traumatismo craneal murió cuando estaba siendo trasladada a Turquía”, amplía Férir.

La montañosa región de Jabal Al-Akrad, al este de la ciudad de Latakia, ha sido bombardeada de forma casi diaria durante meses. Muchos habitantes han abandonado la zona y los que se han quedado están permanentemente atemorizados a causa del lanzamiento de bidones con explosivos desde helicópteros del Ejército sirio.

Este episodio bélico llega tan solo dos días después de que 20 personas perdieran la vida y 99 resultaran heridas en un ataque aéreo en un mercado de la localidad norteña de Azaz, situada en la provincia de Alepo. MSF tiene otro hospital de campaña en la zona que trató a 20 de los heridos, todos ellos civiles.

“Además de la gente herida a causa del conflicto, continuamos viendo una alarmante necesidad de ayuda médica en Siria”, recuerda Férir, quien añade: “Tratamos a 500 pacientes cada semana, muchos de ellos con enfermedades respiratorias y crónicas. Son frecuentes la hipertensión o la diabetes. También estamos ayudando a que las embarazadas puedan dar a luz de forma segura. El sistema de salud en Jabal Al-Akrad se derrumbó hace unos dos años. Ahora el frío del invierno y la nieve están llegando y las necesidades médicas de la población están creciendo”.

MSF trabaja en tres hospitales del norte y el noroeste de Siria, en áreas controladas por los grupos de la oposición armada. Pese a sus reiterados intentos, MSF no ha recibido aún autorización de Damasco para entrar en las áreas controladas por el Gobierno sirio para ofrecer asistencia médica.

Desde junio de 2012 a enero de 2013, los equipos de MSF han efectuado más de 10.000 consultas médicas y 900 operaciones quirúrgicas. La organización también da apoyo médico y quirúrgico a los refugiados sirios en países vecinos como Jordania, Líbano e Irak.

Comentarios