Back to top
20.11.2010

MSF llama a una respuesta más decidida de todos los actores presentes en Haití para frenar la propagación del cólera

-A A +A

La lentitud del despliegue es muy preocupante en vista de la amplitud de la epidemia.

La falta de una respuesta decidida en el despliegue de medidas para contener la epidemia de cólera que afecta a Haití está debilitando los esfuerzos para frenar la epidemia, alertó hoy la organización médico-humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF).

Pese a la elevada presencia de organizaciones internacionales en Haití, la respuesta al cólera ha sido, hasta el momento, inadecuada para responder las necesidades de la población. Según las autoridades nacionales, la epidemia ha ocasionado ya más de 1.100 muertes y ha afectado a 20.000 personas en todo el país.

“MSF insta a todos las agencias presentes en Haití a aumentar las dimensiones y la rapidez de sus esfuerzos para asegurar una respuesta de acuerdo a las necesidades de las personas en riesgo de contraer cólera”, afirmó Stefano Zannini, coordinador general de MSF en Haití. “Hacen falta más actores para tratar a los enfermos y para poner en marcha actividades de prevención, especialmente cuando los casos están aumentando mucho en todo el país. No hay tiempo para debates, es momento de actuar ya”.

Debe priorizarse las siguientes acciones:

•tranquilizar a una población asustada por una enfermedad completamente desconocida en el país, lo que incluiría comunicar públicamente el bajo riesgo y los grandes beneficios de tener un centro de tratamiento de cólera en funcionamiento en los barrios;

•proporcionar agua clorada a las comunidades afectadas en el país, junto a la distribución de mantas y jabón;

•construir letrinas y retirar la basura de forma regular;

•asegurar la gestión de residuos y su destrucción en los centros médicos para prevenir la contaminación;

•establecer puntos de eliminación de residuos cerca a las zonas urbanas apropiadas y controladas;

•establecer puntos de rehidratación oral en zonas donde los casos de cólera están apareciendo;

•mantener una red segura y eficiente para referir casos a los centros de tratamiento;

•asegurar protocolos de entierro seguros.

Desde el principio de la epidemia, MSF ha puesto en marcha más de 20 centros de tratamiento en la capital, Puerto Príncipe, así como en la región de Artibonite (centro) y en el norte de Haití. Los equipos de MSF trabajan sin descanso y han tratado ya a más de 16.500 personas desde el pasado 22 de octubre hasta el 14 de noviembre. Se han llevado más de 240 toneladas de suministros médicos y logísticos al país y MSF cuenta con más de 1.000 trabajadores haitianos dedicados al tratamiento de cólera, que trabajan junto a 150 trabajadores internacionales.

“El cólera es una enfermedad que se trata muy fácilmente,” afirma Caroline Seguin, coordinadora médica de emergencias de MSF. “Puede ser nuevo para Haití, pero las formas de prevenir y tratar la enfermedad están muy establecidas. Sin un incremento inmediato de las medidas necesarias por parte de las agencias internacionales y el gobierno de Haití, nosotros solos no podemos contener la epidemia”.

En Puerto Príncipe, el número de personas que necesitaba tratamiento en varias estructuras médicas de MSF o respaldadas por la organización aumentó desde 350 por semana durante la semana del 7 de noviembre, hasta 2.250 casos en la semana del 14. En el norte del país, las estructuras médicas de MSF pasaron de registrar 280 casos a 1.200 en ese mismo periodo.

Proyectos regulares en Haití

MSF tiene más de 3.000 trabajadores entre personal haitiano e internacional prestando asistencia a la población en sus proyectos regulares. El personal gestiona siete hospitales gratuitos y apoya dos estructuras del Ministerio de Salud en Puerto Príncipe, con una capacidad de casi 1.000 camas hospitalarias en la capital. Fuera de la capital, MSF apoya un hospital del Ministerio de Salud en Jacmel, con casi 80 camas. En Leogane, ha gestionado un hospital de urgencias privado y lo ha reemplazado por un hospital con 120 camas.

Comentarios