Back to top
21.03.2013

MSF abre un hospital pediátrico en un campo de refugiados sirios en Jordania

-A A +A

Durante los últimos tres meses, la escalada de violencia en Siria ha empujado a un gran número de sirios a refugiarse en los países vecinos. Según las autoridades jordanas, unos 400.000 refugiados viven ahora en su país.

El campo de Zaatari, situado 10 kilómetros al este de la localidad jordana de Mafraq, se ha convertido en el refugio improvisado de más de 100.000 refugiados sirios. Habilitado en julio de 2012, su población ha desbordado la capacidad del campo, de 60.000 personas.

La asistencia médica de las autoridades locales y las organizaciones humanitarias se ha visto sobrepasada por la situación: el Gobierno de Jordania incluso ha hecho una llamada internacional a la ayuda.

“Desde que el campo abrió, las necesidades médicas de la población han sido una gran preocupación de MSF. Parcelas fundamentales de la ayuda médica, como la atención pediátrica y las vacunaciones, están en el límite de lo aceptable”, dice Antoine Foucher, jefe de misión de MSF en Jordania.

“Como respuesta, MSF ha habilitado un hospital pediátrico abierto las 24 horas con 30 camas y otras tres adicionales para urgencias. El hospital atenderá a niños de entre un mes y 10 años”, amplía Foucher.

MSF es una organización independiente, neutral e imparcial que ofrece apoyo médico a los afectados por la violencia y los desastres naturales. Trabaja en Jordania desde agosto de 2006 y sigue recibiendo pacientes en su hospital quirúrgico de Amán.

En Siria, MSF cuenta con tres hospitales en zonas controladas por la oposición armada. La organización ha atendido a 16.000 pacientes y practicado 1.560 operaciones quirúrgicas en el país en guerra.

Comentarios