Back to top
10.11.2010

Haiti: MSF trata crecientes números de casos sospechosos de cólera en Puerto Príncipe

-A A +A

Durante los últimos tres días, los equipos sanitarios de Médicos Sin Fronteras (MSF) que se encuentran apoyando tanto los hospitales del Ministerio de Salud Pública de Haití, así como sus propias estructuras médicas independientes en Puerto Príncipe, la capital del país, han tratado a más de 200 pacientes afectados con diarrea severa, un síntoma clínico consistente con el cólera.

Si bien sólo unos pocos de esos casos han sido confirmados como vibrio cholera a través de análisis de laboratorio, los graves síntomas que presentan los pacientes tratados en estas estructuras son extremadamente preocupantes. Los equipos de MSF están tratando todos los casos de acuerdo a los protocolos de tratamiento de cólera establecidos, mediante rehidratación oral o endovenosa y antibióticos según las necesidades.

En las cuatro estructuras sanitarias de MSF en Puerto Príncipe, el personal ha tratado un número creciente de casos sospechosos desde el sábado 6 de noviembre. Estas instalaciones cuentan con centros de tratamiento de cólera (CTC) con más de 300 camas disponibles. Además, MSF se encuentra construyendo un CTC adicional, con una capacidad de 320 camas, en la zona de Sarthe, donde la organización ya maneja un centro de cuidados post-operatorios.

“El incremento del número de casos sospechosos de cólera en nuestras instalaciones en Puerto Príncipe es efectivamente alarmante”, dice Stefano Zannini, jefe de misión de MSF en Haití. “El cólera es una enfermedad altamente tratable y prevenible, especialmente cuando los pacientes son atendidos en un entorno controlado y aislado como un CTC. La presencia de CTCs en áreas afectadas por el cólera puede aliviar la presión sobre hospitales y estructuras de salud locales, reduciendo enormemente el riesgo de infección entre otros pacientes del hospital y la comunidad más amplia.”

Mientras que las campañas de sensibilización enfocadas en medidas preventivas (como el lavado de manos) continúan siendo importantes, el acceso al tratamiento inmediato es un componente esencial de las iniciativas destinadas a salvar vidas durante un brote de cólera. La creación de CTCs y puntos de rehidratación oral en las comunidades afectadas son críticos para evitar muertes innecesarias.

La población que vive en muchas de las áreas afectadas de la ciudad tiene un acceso limitado a agua potable y servicios sanitarios, ambos necesarios para mantener medidas preventivas efectivas. En el barrio de Cité Soleil, por ejemplo, MSF provee a sus habitantes de aproximadamente 280.000 litros de agua por día; suficiente para 14.000 personas, pero muy por debajo de los requerimientos de los habitantes de la zona.

“Si bien el cólera y síntomas consistentes con éste pueden presentarse rápidamente y poner en riesgo la vida, las muertes innecesarias pueden ser fácilmente evitadas si se cuenta con un rápido acceso a instalaciones debidamente equipadas, cercanas a las áreas en las que se produce el brote,” explica Kate Alberti, una epidemióloga que trabaja en Epicentre, el centro de investigación epidemiológica de MSF.

Dos hospitales del Ministerio de Salud de Haití en Puerto Príncipe también se encuentran recibiendo apoyo por parte de MSF. En Leogane, donde MSF ya gestiona un hospital, se ha instalado un centro de tratamiento de cólera con 20 camas. Además, 3.000 personas trabajan en Haití con MSF. De estos, 75 trabajadores internacionales y más de 400 trabajadores locales están dedicados a actividades de cólera.

Respondiendo a casos en el Norte

Hasta el momento, MSF ha tratado más de 6.400 pacientes con diarrea aguda en todo el país, un gran porcentaje de ellos sufriendo deshidratación severa, típico síntoma de cólera.

MSF apoya dos hospitales del Ministerio de Salud haitiano en la región de Artibonite, donde empezó la epidemia de cólera. Los equipos médicos trabajan en los principales hospitales de St. Marc y Petite Riviere. También se proporcionan los suministros médicos necesarios como fluidos endovenosos, catéteres, y soluciones orales para rehidratación, así como cloro para desinfectar. Pero donde la asistencia es más necesaria es fuera de las zonas más pobladas.

Para reforzar las clínicas en algunas de zonas más alejadas en el norte y el centro del país, en sitios como Gros Morne, MSF está suministrando solución IV, sales de rehidratación oral, y material de higiene. También se han enviado suministros al hospital en la ciudad de Port de Paix en el norte del país. MSF se encuentra además preparando centros de tratamiento de cólera en Gonaives y Bassin Bleu.

Comentarios