Back to top
27.05.2008

Etiopía: MSF inicia una intervención nutricional de emergencia

-A A +A

Tras llevar a cabo una serie de evaluaciones que mostraron tasas de desnutrición alarmantes entre los niños de menos de cinco años, MSF decidió, hace dos semanas, iniciar una intervención nutricional en algunas zonas de la región etiope de Oromiya. MSF ha puesto en marcha tres centros de tratamiento –llamados centros de estabilización- donde se atiende a los casos más severos que presentan complicaciones médicas como neumonía o anemia y que requieren atención médica intensiva. Los centros se encuentran en las localidades de Ropi, Senbete Shinquile y Shashemene en los distritos de Siraro y Shashemene respectivamente. A 27 de mayo, ya habían ingresado cerca de 435 niños en estos tres centros.

En Ropi, MSF intervino en un centro llevado por una organización caritativa en el que se encontraban numerosos niños con kwashiorkor –una forma de edema provocado por la desnutrición y que se manifiesta a través de la retención de líquidos en los pies y las piernas y que puede alcanzar hasta la cara según empeora el estado del niño. MSF trata actualmente a más de 175 niños en el centro de estabilización de Ropi.
En Shashemene, MSF ha puesto en marcha otro centro de estabilización en una estructura existente del hospital municipal donde habían ingresado un gran número de niños desnutridos en los días anteriores. MSF atiende ya a 200 pacientes y llegan más cada día. Sólo el 26 de mayo, 70 nuevos casos fueron ingresados. Además, se acaba de abrir un nuevo centro de estabilización en Senbete Shinquile, en el que 60 niños desnutridos severos fueron ingresados en el primer día de actividad.

Para asistir a los niños desnutridos que no presentan complicaciones, MSF apoya también a una serie de centros de tratamiento ambulatorio en Fajigole, Aje, Toga, Ropi y Senbete Shinquille. Los equipos médicos visitan estas estructuras así como otros centros de salud para identificar a los niños desnutridos. Los casos con complicaciones son referidos hacia los centros de estabilización, mientras los que no presentan complicaciones reciben un tratamiento de alimentos terapéuticos de forma ambulatoria. Actualmente, 125 niños siguen el tratamiento ambulatorio en Ropi y otros 150 en Senbete Shinquile. Como los equipos han empezado a buscar casos de forma activa en la región, se espera que más niños desnutridos entren en los programas en los próximos días.

Además de estas nuevas intervenciones en Oromiya, MSF sigue llevando proyectos con un componente nutricional en la región somalí de Etiopía: en Degahbur, Cherrati, Warder y Fiq. En algunos de estos programas hemos observado en el último mes un importante aumento de casos de niños desnutridos. En Degahbur, por ejemplo, MSF trata actualmente a más de 600 niños desnutridos, el 20% de ellos con desnutrición severa.

Teniendo en cuenta que la próxima cosecha no llegará antes de agosto o septiembre, MSF está preparado para intervenir de forma más amplia y sigue de cerca la situación nutricional en la región.

Comentarios