Back to top
22.07.2020

COVID-19: Brindamos asesoramiento y capacitaciones en Argentina

Carolina Nanclares, referente médico de Médicos Sin Fronteras, comparte información sobre las actividades realizadas en Argentina.

-A A +A

Desde el comienzo de la pandemia de COVID-19,  hemos desarrollado actividades específicas en muchos de los países afectados. En Argentina, pusimos nuestra experiencia en la gestión de brotes epidémicos al servicio del personal que trabaja  con las personas más vulnerables ante el COVID-19, brindando capacitaciones y asesoramiento. Carolina Nanclares, referente médico de la organización, comparte información sobre las actividades realizadas.

¿Qué motivó a MSF a desarrollar una acción en Argentina en el marco de la pandemia?

Como organización humanitaria de emergencia, MSF brinda asistencia médica a poblaciones vulnerables en momento de crisis.  La magnitud de esta pandemia y la forma en que afectó incluso a los sistemas de salud más avanzados del mundo, motivó a MSF, no sólo en Argentina, sino en muchos otros países donde normalmente no tenemos actividades, a aportar nuestra experiencia en el manejo de crisis sanitarias y epidemias. 

Por eso, MSF ofreció asesoramiento estratégico, apoyo técnico y capacitaciones a las personas involucradas en la respuesta  a la pandemia. 

¿Por qué fue importante para MSF ofrecer su apoyo en este contexto?

Más allá de que el COVID-19 es una enfermedad nueva de la cual se desconocen muchos aspectos y de la que seguimos aprendiendo, MSF tiene una amplia experiencia adquirida trabajando en brotes epidémicos en distintas partes del mundo, como el Ébola y el cólera, entre otros.

Sabemos cómo gestionar situaciones de emergencia, implementar circuitos y sistemas de triaje en estructuras de salud, y en otras instituciones.
Tenemos experiencia en la implementación de medidas de prevención y control de infecciones en diferentes contextos, como también en el diseño y planificación de estructuras alternativas de tratamiento. Podíamos entonces aportar esas herramientas a aquellos que trabajan en la respuesta al COVID-19 y cerca de las personas afectadas y los grupos de riesgo.

¿En qué consistieron las actividades que se desarrollaron?

En Córdoba fuimos invitados a participar en el Centro de Operaciones de Emergencia (COE), que lidera la respuesta en esa provincia, brindando apoyo técnico y compartiendo nuestra expertise en intervenciones en contextos de emergencias. El apoyo consistió en un acompañamiento diario y presencial de un equipo que participó en la definición de la estrategia, en la elaboración del protocolo y en el seguimiento de las actividades, particularmente en relación a residencias geriátricas. 
En Buenos Aires, el apoyo se centró en responder a necesidades específicas de distintas Secretarías del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) que intervienen en la respuesta.  Fuimos consultados por temas relacionados al establecimiento de las estructuras de aislamiento extra-hospitalario y apoyamos con capacitaciones a las Secretarías que intervienen en los barrios más vulnerables.

¿De qué manera se trabajó con los geriátricos de Córdoba?

Sabemos de primera mano que el COVID-19 afecta particularmente a los adultos mayores, y en especial, a aquellos que viven en residencias y geriátricos.

Junto con el COE se constituyó una mesa de gestión para intervenciones en residencias geriátricas que luego se convirtió en mesa de gestión de comunidades cerradas.  Se relevaron datos de las residencias existentes en Córdoba. Una organización especializada en encuestas ofreció sus servicios voluntarios, y se generó una encuesta online que permitió tener información detallada de las residencias y geo-posicionarlas.  Se recabaron datos de 205 residencias y, a la fecha,  continúan registrándose nuevas. En este marco, y

para brindar soluciones a las personas que trabajan con los grupos más vulnerables y darles herramientas para que realicen su trabajo de manera segura, MSF colaboró en la implementación de capacitaciones  y asesorías con los equipos de las residencias geriátricas, hogares para personas con discapacidad y comunidades cerradas como hogares de niños coordinados por la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SeNAF). 

¿Hubo alguna temática de asesoría o capacitación que fuera más demandada por las instituciones?


En las residencias, las preocupaciones más comunes fueron cómo aislar transitoriamente a los casos sospechosos,  y qué precauciones se debían tomar cuando los residentes volvían después de estar hospitalizados.  También surgieron consultas sobre cómo gestionar situaciones de aislamiento en pacientes con patologías psiquiátricas o personas que necesitan cuidados permanentes.

En la Ciudad de Buenos Aires, al inicio de la pandemia, apoyamos al equipo responsable de implementar las estructuras de aislamiento extra-hospitalarias de casos leves, con el diseño y el establecimiento de circuitos.

Los promotores sociales de barrios vulnerables plantearon la dificultad de lidiar con rumores o mitos que hacían que no se respeten las medidas de prevención.  Muchas personas no querían dar a conocer que tenían síntomas por miedo a que se enteren los vecinos u otras familias con las que comparten la vivienda, o también que el temor al virus pueda hacer que los desalojen del lugar donde viven por contar con alquileres informales.

¿A cuántas instituciones/personas se le brindó capacitación o acompañamiento en estos temas? ¿Cuáles fueron los resultados de este apoyo?

Hasta el momento, los equipos de MSF capacitaron, de forma presencial y online, a más de 550 personas que trabajan con los más afectados por la pandemia en Argentina: personal de hogares y residencias de adultos mayores, de organizaciones para personas con discapacidad, de hogares para niñas, niños y adolescentes.

En la ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, MSF participó en la capacitación de personal que integró las postas de prevención comunitaria en los barrios populares, y sensibilizó a equipos de respuesta sobre el abordaje de rumores y estigmatización hacia los infectados de COVID-19. Asimismo, se brindaron capacitaciones con el personal de los centros de primera infancia de la ciudad de Buenos Aires sobre la enfermedad y las medidas de prevención. También se trabajó con la Procuración Penitenciaria de la Nación sobre aspectos generales de la enfermedad, medidas de prevención en centros de detención, aspectos psicosociales y  promoción de la salud mental.

¿En base a la experiencia de MSF en brotes epidémicos alrededor del mundo, a qué desafíos se enfrenta el sistema de salud argentino durante la pandemia?


El mayor desafío es lograr que la desescalada de las medidas de confinamiento sea acompañado por un robusto sistema de identificación y seguimiento de contactos estrechos de las personas con COVID-19 y estrategias de testeo que permitan la detección precoz de personas con la infección para su aislamiento rápido y tratamiento oportuno, y así poder cortar las cadenas de transmisión. 

¿Qué aspectos deberían tener en cuenta los actores locales que responden a la pandemia a medida que se desarrolla el brote?


Una de las consecuencias que se está viendo de forma marcada en muchos países, y que es habitual durante cualquier tipo de epidemia, es la estigmatización de ciertos grupos asociados a la enfermedad como el personal de salud, las personas recuperadas,  los habitantes de barrios vulnerables, y hasta los ciudadanos de los países donde, se cree,  se originó la pandemia.
En un momento tan difícil, en el que las personas están sufriendo, hay que trabajar para que no oculten sus síntomas o que no dejen de consultar al sistema de salud por el miedo a ser discriminados.  El estigma alrededor del COVID-19  debe ser reconocido y luego abordado de forma efectiva a nivel comunitario mediante estrategias de educación e información específicas por todos los actores que intervienen en la respuesta, así como por los medios de comunicación masiva. 

Detalle de las actividades:

En Córdoba:

  • Capacitamos a 250 personas de equipos de salud y limpieza de residencias de adultos mayores en tres jornadas de capacitación online.  Los temas incluían medidas a implementar ante la presencia de casos sospechosos de COVID-19 en las residencias, y los componentes, forma de uso, colocación y retirada de equipos de protección individual.
  • Capacitamos presencialmente a 116 enfermeros, personal de limpieza y personal de salud mental  sobre medidas generales de prevención en comunidades cerradas en contexto de pandemia, la implementación de medidas de control de infecciones, sectorización y circuitos, identificación y manejo de casos sospechosos y  la forma correcta de uso de los equipos de protección personal.
  • Durante el mes de junio fuimos contactados por la SeNAF de Córdoba y, respondiendo a su solicitud, realizamos una capacitación online con 10 hogares, residencias de niños judicializados y hogares de tránsito.
  • Brindamos dos sesiones de capacitación online para residencias que habían sido epicentro de un brote de COVID-19. Dimos lineamientos sobre medidas de prevención generales en residencias de adultos mayores, pasos a seguir ante la presencia de casos sospechosos, y el uso de equipos de protección.

En la Ciudad de Buenos Aires:

  • Brindamos capacitaciones presenciales y online a más de 55 personas de distintas Secretarías del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que implementarían postas de prevención comunitaria en los barrios populares.  Los temas abordados fueron los aspectos generales de la enfermedad, definición e identificación de casos para referir al centro de salud en las postas comunitarias, y medidas de protección para el personal. 
  • Capacitamos a 20 personas de diferentes secretarías del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que trabajan en los barrios populares brindando asistencia social y económica.  
  • Capacitamos a 60 personas de la Secretaría de Integración Social y Urbana sobre herramientas de abordaje comunitario. 
  • Capacitamos a 15 promotores barriales del Barrio 31, que forman parte del equipo de prevención de la Secretaría de Integración Social y Urbana, sobre el abordaje de rumores y estigmatización.
  • Capacitamos a aproximadamente 120 personas de los Centros de Primera Infancia de la Ciudad de Buenos Aires sobre la enfermedad y medidas de prevención.

Otros puntos del país:

  • Brindamos un asesoramiento virtual sobre las medidas a implementar en un hogar de adultos mayores en la provincia de Buenos Aires.  Los temas de las dos capacitaciones al personal fueron sobre aspectos generales de la enfermedad, medidas de prevención, medidas a implementar ante la presencia de casos sospechosos de COVID-19 en la residencia y el equipo de protección individual.
  • Capacitamos a miembros del Servicio de Salud Mental de un hospital de la provincia de Santa Cruz sobre medidas de prevención en las actividades de salud mental.

Desde fines de marzo estamos realizando una campaña de comunicación pública con mensajes de promoción de la salud: medidas de cuidado y prevención de COVID-19, síntomas, mitos y creencias. Estos mensajes llegan al público del Área Metropolitana de Buenos Aires a través de redes sociales y en pantallas instaladas en espacios de circulación como transportes públicos, supermercados, esquinas icónicas o estaciones de tren y subte. Los segundos en pantallas son cedidos gratuitamente por empresas comprometidas con MSF.