Back to top
07.10.2009

Compromiso público de la OPS con la erradicación de las enfermedades olvidadas en las Américas

-A A +A

Médicos Sin Fronteras celebra la resolución de la OPS e insta a los gobiernos a que aseguren el acceso de los pacientes al diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Chagas.

La organización internacional humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) recibe con satisfacción la resolución CD 49/9, aprobada el viernes con el título "Erradicación de las enfermedades olvidadas y otras infecciones relacionadas con la pobreza", por la cual los Estados miembros presentes en el 49º Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) reconocen la importancia de contar con estrategias más fuertes para diagnosticar y tratar la enfermedad de Chagas.

"Es evidente que hay muchas afecciones relacionadas con la pobreza que han sido silenciadas e ignoradas en las Américas, dando lugar a que millones de personas sufran y mueran de una amplia gama de enfermedades infecciosas prevenibles y tratables, como el Chagas. Por lo tanto, el hecho de que los Estados miembros reconozcan el vínculo entre la pobreza y las enfermedades olvidadas, y refuercen su compromiso en pos del acceso al diagnóstico y tratamiento para las poblaciones afectadas en la región, es un paso positivo”, dijo Gemma Ortiz Genovese, representante de MSF para las Enfermedades Olvidadas.

”Nos encontramos en el año del centenario del descubrimiento de la enfermedad de Chagas, que es endémica en 21 países de América Latina, donde se estima que aproximadamente entre 10 y 15 millones de personas están afectadas y que causa 14.000 muertes cada año. Los programas de Chagas se han centrado tradicionalmente en la prevención de la enfermedad mediante el control vectorial (es decir, la eliminación de la vinchuca, el insecto transmisor del parásito), así como en el análisis de los bancos de sangre. Sin embargo, la prevención no es suficiente. Necesitamos poder diagnosticar y tratar adecuadamente, incluyendo un mayor acceso al tratamiento por parte de las personas afectadas por la enfermedad, mejores sistemas de distribución de medicamentos y herramientas de diagnóstico más adaptadas a los entornos", explica Gemma Ortiz.

MSF pide que el acceso al diagnóstico y tratamiento sea considerado una prioridad, si la región quiere atender realmente las necesidades de sus poblaciones en las Américas. En el caso de la enfermedad de Chagas, a fin de traducir los compromisos en acciones, los países deben considerar en sus objetivos y estrategias principales la integración del diagnóstico de la enfermedad de Chagas dentro del sistema de atención primaria de salud, para así poder proporcionar tratamiento a todos los pacientes que se encuentren en las fases aguda y crónica de la enfermedad. También deben reforzar las cadenas de suministro de los tratamientos existentes en los países de la región, de modo que se amplíe el acceso.

La resolución CD 49/9 reconoce además la necesidad de más investigación y desarrollo (I + D) para nuevas y mejoradas herramientas de diagnóstico y opciones de tratamiento. Los Estados miembro acordaron estudiar una serie de planes de incentivos a la I + D, en particular los que apuntan a la desvinculación de los gastos de I + D y el precio de los productos de la salud. MSF pide también más investigación y desarrollo de tecnologías que satisfagan las necesidades del paciente de Chagas, tales como mejores tratamientos, diagnósticos y pruebas de curación.

Se debe considerar, asimismo, el desafío global que impone el Chagas a medida que se conocen más casos en Estados Unidos, Europa, Australia y Japón como resultado de la migración y la movilidad. MSF espera que la resolución específica sobre Chagas que se aguarda sea discutida durante la próxima 63ª Asamblea Mundial de la Salud (WHA) en mayo de 2010, recoja las estrategias y los indicadores definidos por los Estados miembros de la OPS como parte de la respuesta global para la enfermedad de Chagas.

Desde 1999, MSF ha puesto en marcha proyectos diagnóstico y tratamiento de Chagas en Honduras, Nicaragua, Guatemala y Bolivia. Actualmente, MSF está trabajando en tres distritos suburbanos en Cochabamba, Bolivia, el país con la más alta prevalencia registrada de Chagas. MSF trabaja con el Ministerio de Salud de Bolivia, en cinco centros de atención primaria, donde los niños y los adultos de hasta 50 años de edad son diagnosticados y tratados.
Más información sobre la Enfermedad de Chagas: www.chagas-rompe-el-silencio.com

Comentarios