Back to top
04.10.2016

Casi 2.000 personas rescatadas en menos de siete horas en el Mediterráneo

-A A +A

Los equipos de búsqueda y rescate de Médicos Sin Fronteras (MSF) a bordo del Bourbon Argos, el Dignity I y el Aquarius (este último gestionado en colaboración con SOS Méditerranée), rescataron ayer, en menos de siete horas, a casi 2.000 hombres, mujeres y niños que viajaban en 11 botes diferentes.

Muchos de los rescates se realizaron en circunstancias dramáticas, y algunos pacientes requirieron una evacuación médica a Italia. Desgraciadamente, una joven embarazada murió tras ser rescatada por el Dignity I antes de que pudiera ser trasladada a tierra firme.

“Cuando llegamos a nuestro segundo rescate de la mañana, había gente en el agua y algunos estaban a punto de ahogarse. Asistimos a una situación terrible”

afirma Nicolas Papachrysostomou, coordinador de MSF a bordo del Dignity I.

“Estaban aterrorizados y muchos sufrían quemaduras causadas por el combustible, especialmente las mujeres y los niños. Mientras realizábamos la evacuación médica de nuestros pacientes más críticos, falleció una mujer embarazada; fue demoledor. Resulta inaceptable que en 2016 estas personas no tengan otra opción que emprender este dramático y mortal viaje.”

Los intensos rescates de ayer tienen lugar justo después de que el Bourbon Argos reanudara las operaciones de salvamento. Este buque de MSF había estado temporalmente fuera de la misión desde el pasado 17 de agosto cuando se vio involucrado en un incidente con la Guardia Costera libia. Ayer, el navío, de 60 metros de eslora, intervino en ocho operaciones de salvamento diferentes en las que fueron rescatadas 1.019 personas.

Simultáneamente, el Aquarius participó en un prolongado rescate, en colaboración con el Astral de Proactiva Open Arms, de 720 personas que viajaban en un atestado bote de madera. Las personas rescatadas a bordo del Bourbon Argos y del Aquarius se encuentran estables, pero los equipos médicos están atendiendo a muchas personas que sufren enfermedades no mortales. El equipo del Aquarius ha documentado una situación preocupante en cuanto al estado nutricional de las personas rescatadas, principalmente entre aquellos procedentes de Eritrea. En la misma jornada de ayer, el Dignity I rescató a otras 213 personas que viajaban en dos balsas de goma.

En la jornada de ayer, según datos de la Guardia Costera italiana, 6.059 personas fueron rescatadas en 39 operaciones de salvamento en el Canal de Sicilia.

“Dada la ausencia de alternativas seguras y legales a los peligrosos viajes en barca, la gente seguirá muriendo por miles en el Mediterráneo”, afirma Tommaso Fabri, coordinador general de MSF en Italia. “Aunque las operaciones de búsqueda y rescate siguen siendo una respuesta insuficiente ante esta tragedia, días como los de ayer demuestran hasta qué punto es necesaria la presencia de organizaciones humanitarias e independientes como la nuestra en el Mediterráneo central.

Pero seamos claros: las operaciones de búsqueda y rescate no son suficientes, la gente necesita urgentemente vías legales y seguras para llegar a Europa, es la única de detener las muertes en el mar”.

Desde el 21 de abril, cuando MSF reanudó las operaciones de búsqueda y rescate en el Mediterráneo central, el Dignity I, el Bourbon Argos y el Aquarius han rescatado a un total de 14.547 personas en más de cien salvamentos diferentes. En lo que llevamos de año, al menos 3.500 personas han muerto en el Mediterráneo, la ruta migratoria más mortal del mundo. MSF reitera que, aunque las operaciones de búsqueda y rescate son esenciales para salvar vidas, la única forma de detener realmente las muertes en el mar es proporcionar alternativas seguras y legales a esta peligrosa travesía.