Back to top
18.08.2020

Campaña de Acceso: 20 años luchando por los medicamentos

Por Michelle French, Responsable de Comunicación de la Campaña

-A A +A

En 1999 MSF lanzó la Campaña de Acceso a Medicamentos Esenciales, actualmente “Campaña de Acceso”, con el objetivo de combatir las barreras legales y políticas que impiden que las personas accedan a tratamientos, tanto en donde trabajamos como en cualquier otro lugar del mundo. El dinero del Premio Nobel de la Paz, que recibimos ese año, se destinó a la Campaña.

En esa época, la epidemia del VIH/sida se propagaba en el mundo haciendo estragos: el alto precio de los antirretrovirales había convertido al VIH en una afección crónica controlable sólo en los países ricos. Además, los tratamientos para otras enfermedades como la tuberculosis (TB), la malaria y la enfermedad del sueño a menudo eran ineficaces o tóxicos, estaban mal adaptados para su uso en los lugares donde trabajamos o, simplemente, no existían.

Hace 20 años que MSF trabaja junto a otras organizaciones de la sociedad civil para garantizar que las corporaciones farmacéuticas, los gobiernos y otras entidades prioricen la vida y la salud de las personas por sobre las patentes y las ganancias. El movimiento venció a los monopolios de las patentes y dio paso a la producción genérica y a la competencia de los antirretrovirales, y los precios disminuyeron un 99% en el transcurso de 10 años. Éste y otros logros se destacan en estas páginas.

Sin embargo, muchos nuevos medicamentos, diagnósticos y vacunas se venden a precios cada vez más altos, y los monopolios se están arraigando cada vez más. Aún nos faltan las herramientas que necesitamos para controlar la creciente resistencia a los medicamentos y los brotes de enfermedades epidémicas como el Ébola y la COVID-19. A través de la Campaña de Acceso, MSF sigue abogando para transformar el ecosistema de innovación médica para que aborde mejor las necesidades de las personas que atendemos.

La crisis de acceso a los medicamentos y a la innovación ya no afecta sólo a los países en desarrollo, ahora es verdaderamente mundial. Aún es válido nuestro lema, “los medicamentos no deberían ser un lujo”. Juntos, debemos redoblar los esfuerzos para ampliar el acceso de las personas a herramientas vitales de salud.

Algunas de las batallas dadas y algunos de los logros conseguidos:

1999

Nace la Campaña de Acceso de MSF.

2000

Ayudamos a reducir los exorbitantes precios de cinco medicamentos esenciales que tratan la tuberculosis resistente a los medicamentos.

2001

  • El fabricante de genéricos Cipla de India ofrece públicamente a MSF un precio sin precedentes de 1 USD por día por los medicamentos para el VIH, 30 veces menos que el de la gran industria, promoviendo la voluntad política de tratar la enfermedad en los países en desarrollo.
  • En Sudáfrica, las 39 farmacéuticas que denunciaron en 1997 al Gobierno por importar genéricos, retiran la demanda.
  • Se reanuda la producción de varios fármacos para tratar la enfermedad del sueño, abandonados por no ser rentables, gracias a las negociaciones de MSF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) con los laboratorios.
  • La Organización Mundial del Comercio (OMC) reconoce el derecho de cada país a proteger su salud pública por encima de la propiedad intelectual.

2003

  • Impulsamos la adopción de terapias combinadas para la malaria con artemisinina, de comprobada mayor eficacia, en lugar de las que implicaban cloroquina.
  • Participamos en la creación de la Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi, por sus siglas en inglés) que en los años siguientes desarrolla ocho nuevos fármacos.

2006

Cuando Novartis ataca legalmente la producción de medicamentos asequibles en India, lanzamos una campaña de protesta. La victoria de Novartis hubiera cortado la provisión de medicamentos a precios justos provenientes de India, de la cual dependen millones de personas. La Corte Suprema determinó en 2013 que la farmacéutica perdió el caso, salvándose “la farmacia de los pobres”.

2007

Pedimos que se generalice el uso de alimentos terapéuticos listos para consumir para tratar la desnutrición infantil.

2010

¡Europa, no toques nuestros medicamentos! Lideramos una campaña para eliminar las disposiciones del pacto de comercio entre la Unión Europea e India que bloquearían el acceso a medicamentos.

msf234843high.jpg

msf138329high.jpg

 

2013

  • Exigimos mejores tratamientos y diagnósticos porque los enfermos de tuberculosis resistente a los medicamentos se mueren o sufren gravísimos efectos secundarios. El manifiesto de MSF fue firmado por personas de numerosos países y se presentó ante la Asamblea Mundial de la Salud en 2014.
  • Cuestionando y presionando a las farmacéuticas, logramos una reducción del precio del medicamento para la hepatitis C a menos de su décima parte.

2014

Ante el brote de Ébola denunciamos la falta de inversión farmacéutica, apoyamos el desarrollo de una vacuna y presionamos para que ésta y los tratamientos sean asequibles y accesibles.

2015

Pedimos a Pfizer y a GSK que reduzcan el precio de la vacuna neumocócica y logramos una rebaja, pero no universal. Seguimos presionando.

msf156927high.jpg

2017

Conseguimos un precio mucho más bajo para los fármacos más nuevos para tratar la hepatitis C e instamos a los gobiernos a exigir la misma rebaja.

2018

Un nuevo medicamento oral para la enfermedad del sueño se aprueba. Es producto del enfoque colaborativo y de interés público en investigación y desarrollo que impulsa el DNDi.

2019 

  • Incidimos durante años hasta lograrlo: la OMS lanzó la estrategia mundial para prevenir y controlar el envenenamiento por mordedura de serpiente.
  • Nos unimos a activistas de la TB y a la sociedad civil del mundo para exigir que los medicamentos esenciales para tratar la TB resistente a los medicamentos (TB-DR) sean más accesibles. La TB-DR sigue siendo extremadamente difícil y costosa de tratar, tiene efectos secundarios graves y bajas tasas de curación.

    msf302309high.jpg

En estos 20 años de acción los éxitos han sido muchos, pero todavía queda mucho por hacer: hay millones de vidas en juego.

Para millones de personas en todo el mundo, los medicamentos siguen siendo un lujo.

No vamos a rendirnos.