Back to top
30.08.2016

3000 personas rescatadas en el Mediterráneo Central en un sólo día

El barco de búsqueda y rescate de Médicos Sin Fronteras, Dignity I, intervino ayer en el rescate de personas que viajaban a bordo de 20 balsas neumáticas y de varias embarcaciones de madera.

Los primeros rescatados por Médicos Sin Fronteras llevados sanos y salvos desde una de las embarcaciones precarias hasta el barco Dignity I @MSF
-A A +A

El barco de búsqueda y rescate de Médicos Sin Fronteras, Dignity I, intervino ayer en el rescate en aguas del Mediterráneo central de unas 3.000 personas que viajaban a bordo de 20 balsas neumáticas y de varias embarcaciones de madera. Uno de estas transportaba entre 600 y 700 personas.

“La de ayer es la mayor operación en la que hemos participado en una sola jornada desde que pusimos en marcha las operaciones de localización y salvamento hace un año”, afirma Nicholas Papachrysostomou, coordinador del proyecto del Dignity I. “Las increíbles cifras — continúa Nicholas — hablan de la desesperación que la gente padece en sus países de origen y que les empuja a arriesgar sus vidas para buscar protección en Europa. El Dignity I tiene capacidad para 400 personas pero debido a la situación extrema que vivimos ayer subimos a bordo a 435 hombres, mujeres y niños. Así mismo, tuvimos que emplear todos los chalecos salvavidas con los que contamos: 700, para asistir a otras embarcaciones en peligro. También utilizamos nuestras lanchas rápidas para transferir cuanta gente posible a otros navíos que operaban en la zona”.

“Rescatamos a un bebé prematuro, de tan sólo cinco días, y a su hermano gemelo, que habían nacido tras ocho meses de gestación”, explica Antonia Zemp, responsable del equipo médico. “La madre viajaba sola. Uno de los bebés vomitaba, sufría hipotermia y no reaccionaba. Tras un primer triaje y dado que su frágil estado de salud le habría impedido sobrevivir al viaje a Italia en nuestro barco, decidimos solicitar su evacuación médica. Finalmente, fue transferido junto a su hermano y su madre a otro buque que les llevaría a tierra con rapidez”, añade Antonia Zemp.

El equipo médico de MSF trató a pacientes por deshidratación, hipotermia, diarrea, fiebre y enfermedades epidérmicas. De las 435 personas rescatadas, 353 eran hombres y 82 mujeres. Entre ellos se incluyen 110 menores, 92 de los cuales viajaban solos, y 13 niños de menos de cinco años.

El Dignity I se dirige en estos momentos al Puerto de Vibo Valentia en Italia, donde desembarcará a las 435 personas rescatadas.

“De acuerdo con la Guardia Costera italiana, cerca de 6.500 personas fueron rescatadas ayer en el Mediterráneo en 40 operaciones de salvamento diferentes”, declara Papachrysostomou. “Esto prueba que la respuesta de la Unión Europea a esta crisis que se desarrolla dentro y en sus fronteras ha fallado a la hora de responder a las necesidades humanitarias y de protección de refugiados, solicitantes de asilo y migrantes. 3.167 personas han perdido la vida en 2016 según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y ACNUR. La Unión Europea debe establecer medidas que faciliten alternativas, legales y seguras para que refugiados y migrantes accedan a la protección y seguridad que buscan desesperadamente”.

Desde el 21 de abril de 2016, cuando MSF reanudó las operaciones de búsqueda y rescate, los equipos de MSF a bordo de Dignity I, Bourbon Argos y Aquarius (en colaboración con SOS Méditerranée) han rescatado a 11.365 personas en 85 operaciones.