Back to top

Médicos Sin Fronteras en Pakistán

En 2017, Médicos Sin Fronteras siguió supliendo carencias sanitarias como estas, sobre todo en comunidades rurales aisladas, barrios urbanos empobrecidos y áreas afectadas por conflictos.

Mapa de los proyectos de Médicos Sin Fronteras en Pakistán.
Gastos:  
23 M €
Personal sobre el terreno: 
1.751
Médicos sin fronteras trabajó por primera vez en: 
1986
-A A +A

Conseguir atención médica sigue suponiendo un desafío en Pakistán, especialmente en el caso de las mujeres y los niños: muchas mujeres mueren por complicaciones durante el embarazo o el parto que se pueden prevenir y la atención especializada que necesitan los recién nacidos no está disponible en muchas partes del país. 

Suspensión forzosa de los proyectos en FATA

En septiembre y noviembre, respectivamente, las autoridades de Kurram y Bajaur informaron a Médicos Sin Fronteras de que no se renovaría la autorización para sus actividades en las Áreas Tribales bajo Administración Federal (FATA), sin dar ninguna explicación sobre las razones de esta decisión. Es esperable que el cierre de estas instalaciones médicas, que ofrecían atención médica gratuita y de calidad, tenga graves consecuencias para las personas que dependían de ellas.

En el momento del cierre, Médicos Sin Fronteras llevaba 14 años dando servicios médicos en Kurram. En Sadda, MSF dirigía los servicios pediátricos ambulatorios y hospitalarios, la unidad de neonatos y el programa para pacientes con leishmaniasis cutánea (una enfermedad parasitaria de la piel). En Alizai, MSF trabajaba en la pediatría ambulatoria y la sala de observación. Hasta el momento del cierre, MSF atendió 26.567 consultas ambulatorias en Sadda y Alizai.

En Bajaur, Médicos Sin Fronteras daba apoyo desde 2013 a los servicios de atención ambulatoria, urgencias y salud materno-infantil en el hospital de Tehsil, en Nawagai. La afluencia de pacientes no ha dejado de aumentar, lo que ilustra las enormes necesidades de la región. Entre el 1 de enero y el 13 de noviembre de 2017, día en que MSF tuvo que marcharse, se habían atendido 17.194 pacientes en la sala de estabilización y 1.311 partos.

Salud materno-infantil en Baluchistán

Cerca de la frontera afgana, Médicos Sin Fronteras siguió trabajando con el Ministerio de Salud en el hospital central del distrito de Chaman, con servicios de salud reproductiva, neonatal y pediátrica. El equipo también administró la sala de urgencias y ofreció apoyo nutricional ambulatorio y hospitalario a niños menores de 5 años. Estos servicios atienden a la población local y a personas que llegan desde Afganistán: algunos son refugiados y otros van y vienen cruzando la frontera en busca de asistencia médica.

En los distritos orientales de Jaffarabad y Nasirabad, Médicos Sin Fronteras siguió ofreciendo un programa de nutrición terapéutica para pacientes pediátricos con desnutrición grave, así como servicios pediátricos y neonatales en el hospital central del distrito de Dera Murad Jamali. También dirigió un programa de nutrición terapéutica ambulatoria mediante una red de clínicas móviles y puntos periféricos de atención. En 2017, se puso en marcha un nuevo centro en Manjo Shuri, donde había una gran cantidad de niños con desnutrición que necesitaban atención urgente.

En 2017, el hospital pediátrico de 60 camas de Médicos Sin Fronteras en Quetta tuvo ingresados a 453 recién nacidos y a 1.182 niños con desnutrición grave. Tras seis años de operaciones, el hospital cerró sus puertas en octubre. En Kuchlak, a 20 kilómetros al norte de Quetta, MSF siguió administrando un centro de salud que ofrece tratamiento ambulatorio y apoyo nutricional a menores de 5 años, atención obstétrica de emergencia (las 24 horas del día) y asesoramiento psicosocial. Los pacientes con complicaciones obstétricas urgentes eran derivados a Quetta.

En 2017, MSF ofreció tratamiento especializado a 2.823 pacientes con leishmaniasis cutánea en el centro de salud materno-infantil de Kuchlak, el hospital Bolan en Quetta y el hospital Benazir Bhutto en Mari Abad.

Atención materno-infantil y urgencias en Khyber Pakhtunkhwa

Médicos Sin Fronteras siguió gestionando un servicio de atención obstétrica de emergencia abierto las 24 horas del día en el hospital de mujeres de Peshawar, donde de atiende a mujeres derivadas desde los distritos circundantes y desde FATA. El hospital cuenta con 24 camas obstétricas y una unidad de 18 camas para prematuros y recién nacidos con enfermedades graves. En 2017 se atendieron 3.687 partos.

En Timergara, a unos 200 kilómetros al norte de Peshawar, MSF trabajó en las urgencias del hospital de distrito y ofreció atención obstétrica integral de emergencia. En 2017 se atendieron 10.607 partos. La unidad de neonatos se amplió de 18 a 34 camas y se mejoró para incluir una habitación de ocho camas para ‘cuidados canguro’ (las madres llevan a sus bebés piel con piel, de modo que el calor materno actúa a modo de incubadora). El servicio de urgencias atendió a un total de 163.835 pacientes.

Atención sanitaria en Machar

El barrio marginal de Machar, en Karachi, está muy densamente poblado; aquí viven alrededor de 150.000 personas en un entorno contaminado, sin agua potable ni servicios de eliminación de residuos. Médicos Sin Fronteras siguió atendiendo consultas ambulatorias en una clínica administrada en colaboración con la ONG médica local SINA Health Education & Welfare Trust, y proporcionó diagnóstico y tratamiento especializado para la hepatitis C, enfermedad muy prevalente en Pakistán; en 2017, 773 pacientes iniciaron el tratamiento y 692 lo completaron. Este equipo también atendió partos sin complicaciones y ofreció asesoría de salud mental y actividades de promoción de la salud. A finales de 2017, MSF cerró la sala de estabilización que dirigía en la clínica.

Respuesta de emergencia

En respuesta a un brote de dengue en Peshawar, Médicos Sin Fronteras lanzó una campaña de sensibilización en las zonas afectadas en agosto de 2017. El equipo visitó 1.720 hogares y realizó sesiones de sensibilización sobre la prevención y el tratamiento del dengue a las que asistieron más de 13.500 personas.

Las cifras de 2017:

  • 219.700 consultas externas
  • 26.500 partos, incluyendo 2.200 cesáreas
  • 13.300 niños atendidos en centros de nutrición
  • 770 pacientes con hepatitis C iniciaron tratamiento

 

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en Pakistán entre enero y diciembre de 2017; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo.