Back to top

Médicos Sin Fronteras en Irán

Desde 2012, Médicos Sin Fronteras ofrece atención médica gratuita a grupos excluidos y marginados en el sur de Teherán, como usuarios de drogas intravenosas, personas que ejercen la prostitución, niños de la calle y la minoría ghorbat.

Mapa de los proyectos de Médicos Sin Fronteras en Irán.
Gastos:  
1,7 M €
Personal sobre el terreno: 
40
Médicos sin fronteras trabajó por primera vez en: 
1990
-A A +A

Aunque la prevalencia de enfermedades infecciosas es relativamente baja en Irán (menos del 1% en el caso del VIH), es mucho más alta en estos grupos vulnerables: según el Ministerio de Salud, más del 60% de los 160.000 pacientes con VIH del país son usuarios de drogas y se estima que entre el 50% y el 75% de quienes recurren a drogas inyectables tienen hepatitis C.

En 2017, Médicos Sin Fronteras trabajó en una clínica en el distrito de Darvaze Ghar, donde ofrece un paquete integral de servicios espacializados en pacientes de alto riesgo con algún tipo de estigma social o que necesitan ayuda adicional para seguir su tratamiento. Estos servicios incluyeron el apoyo por parte de asesores que pasan o han pasado por su misma situación, asistencia psicosocial, consultas médicas y de salud mental, atención pre y posnatal, planificación familiar y tratamiento de las infecciones de transmisión sexual.

A los pacientes también se les ofrecen pruebas de enfermedades transmisibles como el VIH, la tuberculosis y la hepatitis C. Quienes padecen esta última enfermedad son tratados con antivirales de acción directa, unos medicamentos eficaces y bien tolerados que solo requieren un tratamiento de tres meses.

Médicos Sin Fronteras también gestionó un sistema de derivación y operó clínicas móviles en colaboración con la Sociedad para el Apoyo a la Recuperación, una organización local especializada en el apoyo a pacientes con adicciones que proporciona servicios de asistencia psicosocial, reducción de daños y refugio.

En 2017, estos equipos llevaron a cabo 19.575 consultas ambulatorias y 3.495 consultas individuales de salud mental en clínicas fijas y móviles. Un total de 218 pacientes fueron derivados para recibir atención y 45 iniciaron el tratamiento para la hepatitis C.

En 2017, las autoridades iraníes aceptaron la propuesta de un nuevo proyecto que abordará los problemas relacionados con las drogas en la comunidad afgana en Mashhad. Estas actividades comenzará en 2018.

Las cifras de 2017:

  • 19.600 consultas externas

  • 3.500 consultas individuales de salud mental

  • 45 pacientes con hepatitis C iniciaron tratamiento

     

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en Iran entre enero y diciembre de 2017; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo.