Back to top

Médicos Sin Fronteras en Camerún

En 2017, Médicos Sin Fronteras amplió sus actividades en el norte del país para dar atención de emergencia a las víctimas de la violencia.

Mapa de los proyectos de Médicos Sin Fronteras en Camerún.
Gastos:  
11,9 M €
Personal sobre el terreno: 
701
Médicos sin fronteras trabajó por primera vez en: 
1984
-A A +A

Desde 2011, el conflicto entre los grupos armados de la oposición y el Ejército nigeriano ha obligado a cientos de miles de personas del noreste de Nigeria a buscar refugio en Camerún, Chad y Níger. Durante los últimos tres años, la violencia se ha propagado con cada vez más fuerza desde Nigeria a sus tres países vecinos y eso ha causado más desplazamientos. A finales de año se estimaba que en Camerún había unos 88.000 refugiados y 240.000 desplazados internos.

Atención de emergencia para víctimas de la violencia

Desde 2015, cuando Camerún sufrió los primeros ataques suicidas en Maroua, se han producido frecuentes bombardeos en la región del Extremo Norte. Según los registros de Médicos Sin Fronteras (MSF), solo en 2017 se produjeron más de 58 ataques de ese tipo en la región: más de uno por semana.

En consecuencia, MSF tuvo que ampliar sus actividades de cirugía de urgencia e incrementó su capacidad para tratar a víctimas en masa. En la ciudad de Mora, cerca de la frontera con Nigeria, MSF rehabilitó un quirófano y organizó un servicio de ambulancias para derivar al hospital de Maroua, una vez estabilizados, a los pacientes que necesitaran atención quirúrgica especializada. En el mismo hospital de Maroua, MSF también rehabilitó el quirófano y el servicio posoperatorio y en la actualidad administra el servicio cirugía. En 2017, MSF practicó 3.136 cirugías en Maroua.

MSF también impartió formación al personal del Ministerio de Salud para mejorar el manejo de incidentes con víctimas en masa y donó kits para facilitar esta atención en los hospitales locales.

Cuidados nutricionales y pediátricos para desplazados y personas vulnerables

El desplazamiento y la violencia han empujado al límite a un sistema de salud ya de por sí débil y sobrecargado. En la zona fronteriza con Nigeria, los centros de salud carecen de personal y suministros médicos y en muchos casos han sido abandonados por completo. En respuesta a esta crisis, MSF prestó asistencia médica en varios emplazamientos del norte.

En los hospitales de las ciudades de Mora, Maroua y Kousséri, los equipos desarrollaron programas de nutrición y pediatría para niños menores de 5 años; en el caso específico del hospital de distrito de Kousséri, dieron apoyo al servicio de cirugía y crearon un banco de sangre.

Además, el personal de MSF trabajó en dos centros de salud que atendían a personas desplazadas y a residentes de Mora y ofreció atención nutricional y consultas ambulatorias en tres centros de salud a las afueras de Kousséri.

En julio, MSF traspasó a la ONG International Medical Corps sus actividades médicas en el campo de refugiados de Minawao, administrado por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR). MSF venía trabajando en este campo desde 2015, dando servicios de maternidad y apoyo nutricional y psicológico a los refugiados nigerianos; desde entonces, se habían realizado más de 110.000 consultas ambulatorias.

Las cifras de 2017:

  • 122.100 consultas externas

  • 8.800 niños atendidos en centros de nutrición

  • 4.200 cirugías

Este artículo ofrece una visión general de nuestro trabajo en Camerún entre enero y diciembre de 2017; es un resumen que no puede considerarse exhaustivo.

Para ver las últimas noticias sobre Camerún consultar el archivo de noticias.