Back to top
04.05.2018

Libia: el tiempo se acaba para los 800 migrantes y refugiados detenidos en Zuwara

Estamos extremadamente preocupados por el destino de alrededor de 800 refugiados y migrantes retenidos en un centro de detención peligrosamente sobrepoblado en la ciudad portuaria de Zuwara. Algunos de los hombres, mujeres y niños en el interior del centro han estado en condiciones inhumanas más de cinco meses, sin agua ni alimentos adecuados.

Una celda en el centro de detención en Zuwara.
-A A +A

"La situación es crítica", dijo Karline Kleijer, directora del departamento de emergencias de Médicos Sin Fronteras. "Instamos enérgicamente a todas las agencias internacionales con presencia en Libia, a los representantes de los países de origen de los refugiados y migrantes, y a las autoridades libias a hacer todo lo posible para encontrar una solución para estas personas en los próximos días".
 
El martes, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) trasladó por vía aérea a 88 personas que necesitaban protección internacional fuera de Zuwara y las llevaron a un centro de detención en Trípoli, con el objetivo de identificar los casos más vulnerables que podrían ser potencialmente evacuados hacia el extranjero. 
 
Las autoridades libias han trasladado a algunas personas a otros centros de detención en un intento por reducir el hacinamiento extremo, y la Organización Internacional para las Migraciones de las Naciones Unidas (OIM) comenzó el proceso de "retorno humanitario voluntario" para algunos detenidos. Sin embargo, cientos de personas siguen dentro del centro de detención en Zuwara, y no hay ninguna solución a la vista.
 
Con cada día que pasa, la situación se deteriora aún más al incrementarse el número de refugiados y migrantes detenidos arbitrariamente. Desde que comenzó la intervención de nuestro equipo de emergencia, el 18 de abril, más de 500 personas han sido detenidas en una instalación que ya estaba sobrepoblada. Actualmente el centro de detención de Zuwara está al cuádruple de su capacidad, y el espacio es tan limitado que apenas es posible que las personas se recuesten.
 
Una gran cantidad de refugiados, migrantes y solicitantes de asilo en Zuwara ya han soportado alarmantes niveles de violencia y explotación en Libia, y también durante los terribles trayectos desde sus países de origen. Algunas de las personas que fueron llevadas al centro de detención presentaban desnutrición cuando llegaron debido a las condiciones de cautiverio que sufrieron a manos de las redes de las redes de traficantes en el área. 
 
“Una vez más, pedimos que se ponga fin a la detención arbitraria de refugiados, solicitantes de asilo y migrantes en Libia”, concluye Kleijer.