29/02/2012

Grecia: la ola de frío agravó la situación de los migrantes retenidos en Evros

© MSF
© MSF


Las temperaturas extremas de las últimas semanas en el norte de Grecia pusieron a prueba el frágil sistema de recepción de las comisarías de Soufli, Tychero y Feres, y las condiciones de vida en el centro de detención de Filakio, en la región griega de Evros, donde el goteo de migrantes y solicitantes de asilo es constante.

“Los recién llegados pasaron hasta un día entero en las zonas de espera de las comisarías, expuestos a bajísimas temperaturas”, cuenta Antonio Virgilio, coordinador general de las operaciones de MSF en Grecia. “Los migrantes ya habían sufrido las duras condiciones de su viaje hasta cruzar la frontera. Una vez en Grecia, tuvieron que esperar durante horas sin ropa adecuada y seca para protegerse de las gélidas temperaturas. A veces ni siquiera eran examinados por los médicos del Ministerio de Salud”, añade.

Las zonas de espera de las tres comisarías de policía en la frontera de Evros no tienen calefacción ni están acondicionadas para el frío. Al bajar las temperaturas, no se repartieron artículos de primera necesidad como ropa de invierno, sacos de dormir, mantas de supervivencia o kits de higiene entre los migrantes retenidos, que tuvieron que protegerse con lo poco que llevaban encima. “Las condiciones de recepción son inaceptables”, afirma Virgilio.

Ayuda de emergencia

Tras evaluar la situación, un equipo de Médicos Sin Fronteras (MSF) puso en marcha una intervención de emergencia para responder a las necesidades más inmediatas de los migrantes en las comisarías de Soufli, Tychero y Feres, y en el centro de detención de Filakio. El equipo, en servicio las 24 horas, distribuye materiales de primera necesidad y hace el triaje médico de los migrantes recién llegados. Durante los primeros cuatro días de intervención, MSF asistió a 125 migrantes, incluidos mujeres y niños, que llegaban tiritando, exhaustos y algunos con síntomas de congelación.

MSF tiene previsto mejorar las condiciones de recepción de las salas de las comisarías fronterizas para asegurar una mínima protección contra el frío durante las largas horas de espera. Por su parte, las autoridades griegas están construyendo unas nuevas instalaciones, el centro de tránsito de Poros, que estará en funcionamiento a mediados de marzo. En él se registrarán todos los recién llegados y MSF se encargará del triaje medico de los migrantes.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------
En 2011 fueron detenidos 54.974 migrantes indocumentados y solicitantes de asilo por cruzar irregularmente la frontera de Evros.

En 2011 (entre enero-marzo y agosto-octubre), los médicos de MSF atendieron a 2.689 migrantes en las comisarías de Soufli, Tychero y Feres, y en los centros de detención de Filakio y Venna. Las patologías más comunes fueron infecciones respiratorias, problemas gastrointestinales e infecciones de piel, por las precarias condiciones de vida y el hacinamiento de los migrantes en dichos centros. Los casos más graves, un total de 51, fueron referidos al hospital. Otras 16 personas recibieron primeros auxilios por congelación de extremidades. Los equipos de la organización también repartieron más de 12.300 sacos de dormir, 18.900 pares de calcetines, 5.900 pares de guantes y gorros, y 18.400 kits de higiene entre los migrantes y solicitantes de asilo.

Volver